A la fusión de su gestora de fondos con Pioneer, ahora se le une otro posible movimiento corporativo: la compra de la entidad bancaria italiana Banca Carige.


La fusión de la gestora de fondos de Banco Santander, Santander Asset Management (SAM), con la gestora de Unicredit, Pioneer, estaría a punto de culminar, según publica hoy Expansión en su edición impresa.  

Este proceso daría lugar a la integración de Pioneer en SAM. La gestora de origen español controlaría dos terceras partes del nuevo grupo junto con los fondos de capital riesgo que controlan la mitad de SAM (Warburg Pincus y General Atlantic). En cambio, Pioneer manejaría el resto.

Su matrimonio daría lugar a la cuarta gestora de fondos más grande de Europa con un patrimonio de 147.088 millones en la región, pues SAM gestiona 55.500 millones en Europa, a lo que habría que sumar los 94.888 que administra Pioneer.

Actualmente SAM gestiona 163.000 millones de euros en activos a nivel global, mientras que Pioneer administra 174.000 millones.

Pero éste no es el único movimiento corporativo que se cuece en Santander pues, según publica El Confidencial, la entidad bancaria presidida por Ana Patricia Botín podría hacerse con el banco italiano Banca Carige valorado en unos 700 millones de euros y con una red de 1.100 oficinas en Italia.

Recordemos que Banca Carige fue una de las entidades transalpinas que suspendió los test de estrés, al cerrar 2013 con unas necesidades de capital de 1,83 millones de euros. Aunque en 2014 el banco realizó una ampliación de capital de 1,02 millones de euros, no logró cubrir todo su agujero.

Además, Santander seguiría valorando la adquisición de Novo Banco en Portugal y la belga Belfius, perteneciente a Dexia.