Banco Santander ha cerrado con éxito la ampliación de capital de 7.500 millones de euros dirigida a inversores institucionales anunciada ayer. Durante la primera hora, la demanda cubrió el importe máximo fijado en la oferta.

Se trata de la mayor ampliación realizada en Europa y la octava del mundo mediante el procedimiento de colocación privada acelerada y ha contado con una fuerte demanda que ha permitido cerrarla en un tiempo récord de menos de cuatro horas.

La demanda total ha superado los 11.000 millones de euros al precio de colocación, de 6,18 euros por acción, y ha contado con peticiones de 235 inversores.

La operación ha tenido una gran acogida entre los inversores internacionales. La mayor parte de la demanda procede de inversores de EEUU y de Reino Unido, con un 79%. El resto de inversores europeos concentran el 10% de la demanda total y, el resto del mundo, el 11%.

De acuerdo a los términos definitivos de la ampliación, el importe nominal asciende a 606,79 millones de euros, mediante la emisión de 1.213,59 millones de acciones ordinarias de Banco Santander de 0,50 euros de valor nominal cada una de ellas. El tipo de emisión de las acciones nuevas se ha fijado en 6,18 euros por acción, lo que supone un descuento del 6,9% sobre el precio de cierre de la cotización del pasado miércoles. El importe efectivo total asciende a 7.500 millones de euros.

Las nuevas acciones emitidas representan un 9,64% del capital social de Banco Santander antes del aumento de capital y un 8,80% de su capital social con posterioridad a dicha operación. Está previsto que empiecen a cotizar a partir del 13 de enero en las bolsas españolas. Además, se solicitará la admisión a cotización de las nuevas acciones en los mercados internacionales en los que cotizan actualmente las acciones de Banco Santander.