Tras provisionar en el primer semestre 1.889,3 millones de euros, desde Banco Sabadell su CEO, Jaume Guardiola, comenta que “aun nos quedan provisiones por hacer”.

“En el cierre de Banco CAM cumplimos con los requerimientos de provisiones de los dos decretos leyes y en el último trimestre hemos alcanzado un saneamiento total del 80% y lo completaremos en los próximos semestres”.

La tasa de mora de la entidad está por debajo de la media, “dada la existencia de la EPA, que nos ha ayudado a cubrir el 80% de las pérdidas de CAM”.

Basilea III eleva las exigencias de core capital a un mínimo del 9%, pero “creímos que era necesario colocarnos en el 10%. Esta semana estamos cerrando la última ampliación de capital por conversión de preferentes. Con ello, este año habremos podido levantar 3.000 millones”.

¿Se plantea Sabadell pedir ayuda al Frob? “Los stress test que se están haciendo actualmente dirán qué entidades requieren capital, pero nosotros estamos trabajando para no necesitarlo. Con los 3000 millones levantados y los saneamientos realizados, podemos ser uno de los bancos que no requieren nuevas ampliaciones de capital”.

El mercado interbancario se haya cerrado. “Es un momento muy difícil en el que es complicado encontrar financiación. Ya barajábamos esta situación, por lo que estamos trabajando con otros recursos, como el gap comercial. Hay una enorme presión sobre el crédito y va a hacer daño a la economía el proceso de desapalancamiento que también tendremos que hacer los bancos”.

“Tenemos deuda pública, parte adquirida con los LTROs. Los niveles de papel soberano en nuestras manos corresponde a una entidad con nuestra cuota de mercado”.

Guardiola cree que “si se confirma todo este proceso de reformas, los mercados darán más alivio a la prima de riesgo. Si esto no se produce, será complicado, ya que el ajuste que se está haciendo, si no hay financiación razonable, acabará por ser un objetivo inalcanzable”.

Declaraciones a Radio Intereconomía