Números rojos en el comienzo de sesión al otro lado del Atlántico. En opinión de Sara Pérez Frutos directora de Dracon Partners, “teníamos la publicación de precios a la importación y han salido un poco por debajo de lo esperado, ha salido una subida del 1,3% y se esperaba que fuera del 1,4%”, además “el referente anual es del 17,6%”. “En estos datos además ha influido de manera muy importante el precio de la energía”.
Así mismo “hemos conocido la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que ha estado muy en línea con lo esperado. Se ha situado en 69 puntos desde los 68,7 anteriores”. Y es que, así las cosas, “las bolsas necesitan para romper estos niveles de resistencia en los que están, más argumentaciones, no sólo datos en línea con lo esperado”, Además –recuerda la experta- “es viernes y parece que a los inversores les está costando un poco”.

La directora de Dracon Partners no prevé grandes caídas en los índices bursátiles, tal y como apuntan otros expertos. “me cuesta verlo porque toda la subida se ha hecho con poco volumen”. Precisamente este hecho “puede ser un argumento para decir que las alzas no son consistentes, pero hay muchos inversores que se han quedado fuera y ahora aprovechan cualquier recorte que hay en el mercado para entrar”. Según la analista, “hay fortaleza en el fondo de mercado, los mínimos los vimos en 9 de marzo y ahora podríamos ver un recorte de entorno al 10% que sería lo normal porque desde entonces hemos subido un 40%”. Podríamos irnos al “900 (puntos) del S&P y sería lógico dentro de un comienzo de una tendencia alcista que tendría que confirmarse en cada una de sus fases”. En resumen, “me cuesta creer que vayamos a ver un batacazo tal y como lo hemos vivido en los dos últimos años”.

Los inversores están muy atentos a la evolución del precio del crudo, para Pérez Frutos “en 80 dólares estaría en equilibrio si quitamos la especulación y cuando las economías empiecen a recuperarse”. “El año pasado tocó los 140 dólares y este año los 35 dólares el barril”, “en este nivel se descontaba que iba a acabarse el mundo y que el sistema financiero se rompía”, “cuando la situación se normaliza, y hoy por ejemplo vemos que la producción industrial de China crece un 8%, que Brasil e India lo están haciendo mejor de lo esperado y el tono ya no es catastrófico, el equilibrio del crudo serían los 80 dólares el barril” que es un nivel que “por otra parte también interesa a la OPEP que por eso no incrementa sus cuotas de producción”. “Más arriba podría frenar la expansión económica, así que sí podríamos verlo en esos niveles en los próximos seis meses”.

Así las cosas la experta apuesta “por empezar a hacernos nuestra cartera” porque “si esperamos que caiga un 10% para empezar, no caerá, así que hay que ir poco a poco aprovechando los días de recortes”. Pérez Frutos se fijaría en “el sector financiero estadounidense que está dando muestras de que lo peor ha pasado, van a devolver las ayudas del TARP y hay claros ganadores como Bank of America o Citigroup”. Incluso “Goldman Sachs que no ha tenido ningún problema, ningún escándalo y saldrá reforzado”. “Hoy BlackRock, gestora de Merrill Lynch ahora incluida en Bank of Amerca, ha comprado la gestora de fondos de Barclays por 16.000 millones de dólares y será así la mayor gestora de fondos por patrimonio del mundo”. Todo ello va dando señales de que “lo peor ya ha pasado”. La experta comenzaría a alejarse del “sector telecomunicaciones y farmacéuticas”, “apostaríamos ya por tecnología pura porque el Nasdaq es el que mejor de los tres índices lo ha hecho, sube en lo que va de año un 16% y el Dow Jones aún está en negativo, cae un 0,33%”. 

Además “el mercado de los semiconductores podría haber tocado suelo y si creemos que no es el fin del mundo, las materias primas también podrían hacerlo bien, así que nos fijaríamos en mineras y petroleras también”. Ahora bien, “de manera suave, sin prisas porque el mercado debería entrar ahora en un rango lateral que sería lo mejor este verano para que asentara niveles”.