Sigo con las recomendaciones para invertir en los sectores de comunicaciones a nivel europeo como Telefónica que mantienen multiplicadores muy atractivos a medio plazo.
El sentimiento general de fatalismo ante las expectativas de crecimiento y de evolución de los precios en EEUU domina el mercado a corto plazo. Los datos macroeconómicos tales como el PPI subyacente y la Confianza de la Universidad de Michigan vuelven a cobrar importancia tomando el relevo a los resultados empresariales que constituían el referente del mercado.