Ferrovial mantiene vigente su secuencia de máximos decrecientes que parte desde los actuales máximos anuales situados en los 20,81, estructura que se extiende en el medio plazo y que obliga a la curva de precios a atacar su media móvil simple de largo plazo (ver MMS200). Al muy corto plazo la cotización dibuja un rebote al alza que marca