Hablamos con Ricardo Comín, Director de ventas de Vontobel para España y Latam, sobre la situación de Estados Unidos con la guerra comercial emprendida por Trump, después de que el pasado viernes entraran en vigor aranceles por parte de Estados Unidos a 800 productos chinos y China respondiera con los mismos aranceles a Estados Unidos.

¿Cómo ven desde Vontobel la guerra comercial que ha iniciado EEUU contra sus habituales socios comerciales?

Lo primero que hay que decir es que el señor Trump es de los pocos políticos nos guste o no que ha cumplido sus promesas electorales, lo que creíamos que iba a ser imposible en cuanto a romper con los convenios y empezar a poner aranceles para proteger el mercado norteamericano, lo ha conseguido cumplir. Vamos a ver los efectos que tiene todo esto en la economía porque todavía es muy pronto, pero en la economía norteamericana ha surgido los efectos que se quería, que era seguir manteniendo el crecimiento económico hacia arriba, mantener el crecimiento en bolsa y ambas cosas las está consiguiendo también con la ayuda de la bajada de impuestos que también la prometió en la campaña electoral y creíamos que no iba a ser capaz de hacerla del todo.

Pese a este conflicto, el Nasdaq sigue escalando, el dólar se fortalece y las bolsas europeas están repuntando en este inicio de julio. ¿Qué activos han perdido atractivo ante escenario?

Los activos europeos por fin revotan, ya era hora de que lo hicieran después de tanto tiempo sin verlo. Seguimos positivos en general con Estados Unidos, creemos que es la zona geográfica que más fuerte crece, con un paro en mínimos, unas expectativas de beneficio bueno y de resultados empresariales también altas. Es verdad que la cara b de todo esto es que todo puede estar mucho más caro, entonces finalmente con lo que no somos más positivos es con aquellos tipos de compañías que los beneficios no sostengan las valoraciones de las propias compañías y, cada vez hay más. Si quitamos la parte tecnológica de la bolsa americana, probablemente los resultados hubiesen sido mucho peores, con lo cual hay que estar muy atentos a todo lo que es la pate de tecnología.

Otra cosa que hay que mirar mucho es la inflación, podemos hablar de decisiones políticas, de Trump, de las decisiones de los bancos centrales europeos, pero todo va a venir desencadenado por la inflación, si la inflación es más alta de lo que esperamos probablemente suban mucho más rápido los tipos y los beneficios empresariales se deterioren antes, eso  es lo que más hay que tener en cuenta y por ende hay que tener compañías en el radar que estén mucho más impactadas en este caso por una subida rápida de la inflación.

¿Se puede prever algún cambio de estrategia de inversión a raíz de las elecciones que celebrarán en EEUU en noviembre para cambiar parte del Senado y de la Cámara de Representantes?

Es verdad que ahora mismo Trump no tiene barra libre en la parte del senado, con lo cual que se le complique más los años que le quedan de mandato no lo vemos por ese lado, sí podría ser que se le pusiesen las cosas más fáciles pero nunca apostamos por esto, nunca hemos hecho apuestas por la parte que dependan más de la política. Hay que estar con las empresas que tienen beneficios empresariales muchos más altos que el resto, que tienen muy poca competencia o que es difícil entrar dentro de ellas ya sea por percepción de marca, tamaño, apalancamiento, generación de cashflow… todo ese tipo de compañías que están funcionando por encima, poco van a verse afectadas en este caso por la elección del senado, al final suelen sobrevivir a todos los ciclos políticos y son las que mejor se comportan cuando las cosas se ponen peor en la parte de la política.

Este viernes también presentarán sus resultados los bancos JP Morgan, Citigroup y Wells Fargo a los que seguirán el resto de grandes compañías. ¿Ven cara a la bolsa de EEUU o creen que es momento de tomar posiciones en Wall Street?

La bolsa americana en general está en máximos, es innegable que está más cara que antes o en este caso más alta de lo que ha estado nunca. También es verdad que para medir si está cara del todo hay que mirar los beneficios empresariales. Nosotros de los tres bancos que has mencionado hemos tenido Wells Fargo, es un banco que nos gusta porque dentro de las desregulaciones es el que más se puede beneficiar de los tres, cuanto más grande sea el banco menos se va a poder desregular. Los bancos medianos americanos tienen un poder de desregulación mayor, con lo cual van a poder dar más crédito y luego en la parte de bancos hay un tema bastante interesante que es la subida de tipos, cuantos más altos estén mayores son los beneficios. Una vez más lo que hay que mirar es si los beneficios sostienen el precio de la acción y cómo cotiza.

Es verdad que cada vez hay que ser más selectivos en la parte de bolsa norteamericana, carteras más concentradas y muy selectivas suelen funcionar bien en este escenario de mercado, y también otra cosa a tener en cuenta es que lo que ha venido corrigiendo desde principio de año es todo el consumo en básico, es decir, los precios del consumo básico están más baratos y esto no suele fallar, es más si hubiese un problema político que pudiese llevar a una crisis o a una recesión económica, los bienes que casi siempre se están beneficiando o que aguantan mejor esa situación de mercado es el consumo básico y nosotros seguimos apostando en casi un 17% en el.

El consenso estima que los resultados empresariales del primer semestre aumentarán un 20%. ¿Cree a final de año los efectos de la reforma fiscal ya no se notarán tanto en estas cuentas?

El efecto de la reforma fiscal lo que está claro es que ha sido un turbo en lo que es todos los resultados empresariales. Es verdad que los mercados venían descontando a priori y de hecho fue el primer detonante para que la bolsa americana siguiese subiendo y, una vez que ya se ha oficializado todas las estimaciones incluyen un menor pago de impuesto por parte de las compañías norteamericanas. Lo que es importante es en qué se traduce el ahorro que están teniendo, en recompra de propias acciones, en una mayor inversión en bienes de capital, en un mayor reparto de dividendo o poder invertir ese dinero en un crecimiento y que ese crecimiento de todavía mayor beneficio, es decir un crecimiento acelerado.

Todas las compañías que están en situación de beneficiarse de ese efecto generador son las que tratamos de comprar a unos precios razonables, entendiendo que baratas no las vamos a encontrar.

Señala que la bolsa estadounidense va a seguir estando cara, pero en ese sentido ¿qué compañías sobreponderan o cuales les gustan más?

Hasta hace poco teníamos a Visa y MasterCard en los tops 1 y 2, ahora nos hemos quedado en el top 1 MasterCard y tenemos en cuarto lugar a Visa y van en esa línea. Son compañías que se van a beneficiar de un mayor consumo y por otro lado la inflación tampoco les va a afectar demasiado. Seguimos fuerte en consumo básico y nos gusta también Amazon, que vemos que el volumen de ventas sigue creciendo, los márgenes son muy pequeños pero nos siguen gustando y, por último, señalar Berkshire Hathaway  la empresa de Warren buffet lo sigue haciendo muy bien, nos sigue gustando y tenemos un peso importante en ella.