En cuanto al IBEX, aunque reconocemos la reciente aversión por el mismo (mala percepción sobre el sector inmobiliario y su efecto contagio a otros como el bancario/consumo), es un índice que se ha abaratado durante las recientes correcciones y que ofrece oportunidades claras, especialmente entre los grandes valores (TELEFÓNICA, SANTANDER, BBVA).
Nueva semana de recortes en la renta variable, destacando nuevamente la fortaleza de los índices tecnológicos y del Nikkei, y con un balance más positivo, en esta semana, en Europa que en Estados Unidos. Por otro lado, el dólar ha permanecido en una banda muy estrecha durante la semana marcada por la estabilidad. La cotización ha oscilado en torno al 1,3450. La semana en el mercado de Brent estuvo marcada por la corrección en precio, que situó la cotización cerca de los 70 dólares por barril. Los datos semanales en EE UU han dejado múltiples referencias: la reunión del FOMC finalmente mantuv los tipos en el 5,25. Los bienes duraderos resultaron inquietantes. En sus componentes de inversión (new orders / shipments of capital goods, non defense ex aircraft), los datos volvieron al terreno negativo. Finalmente, el dato de PCE core vino a confirmar que las tensiones inflacionistas son un tanto menores. Así el PCE core se situó por vez primera con claridad dentro de la zona de confort desde 2t04. En nuestra opinión, allí se mantendrá hasta 4t07, al menos. Sin referencias importantes esta semana en Europa que nos ha llevado a centrar la atención en los siguientes datos, a nivel agregado, destacamos la evolución de la M3 de mayo como dato a vigilar por las autoridades monetarias. Por países, la atención ha estado centrada en la publicación de los precios en los diferentes Landers alemanes, destacando en general una muy buena evolución con recortes significativos en algunos de ellos. En Italia conocimos el IPC armonizado preliminar, donde por el contrario se produjo un incremento de una décima sobre lo estimado (2% YoY). En España también hubo publicación de datos de interés. Conocimos el IPC armonizado preliminar de junio que se sitúa en el 2,5% YoY. Las ventas al por menor, que registraron un fuerte incremento hasta niveles de 3,5% YoY desde 1,6% YoY anterior denotan el buen momento del consumo español.