Hemos pasado de un entorno donde las inflaciones nominales eran altas, también con rentabilidades altas, a unas rentabilidades nominales del 1% en inversiones con cierta seguridad. 
El Observatorio Inverco refleja cómo los inversores han incrementado su riesgo en las carteras. ¿Finalmente les han hecho caso?

Esto ha cambiado porque permite que las empresas se financien a tipos más bajos, las intervenciones del BCE han sido muy efectivas y ahora el inversor se siente desorientado porque acostumbrado a rentabilidades del 3-4% y ahora para productos de renta fija, la rentabilidad está en el entorno del 1%. Si nos conformamos con esta rentabilidad, estaremos ganando un punto a la inflación y si eso no es suficiente, tendremos que invertir en productos con mayor porcentaje de renta variable.

La media de fondos por partícipe es de 1,3, pero ¿cuál sería el nivel óptimo?

Lo importante es que el ahorrador diversifique su riesgo. Es cierto que el producto fondo de inversión ofrece una diversificación porque no puede invertir más del 5% en una emisión pero también es cierto que esa política de inversión siempre nos permitirá una diversificación adicional, con lo que es bueno que haya una mayor inversión o media de fondos por partícipe teniendo en cuenta que ya el fondo de por sí diversifica.

Dos de cada diez inversores no sabe de dónde viene la rentabilidad de su fondo. ¿Cómo puede existir este desconocimiento?

El reto que tienen que afrontar los ahorradores y los comercializadores del producto: ventaja del fondo de inversión frente a otros productos financieros. Datos resumen en el que le dicen cuál es la policía de riesgo, perfil de inversión…desde Observatorio Inverco tenemos que decirle a ambos que si el partícipe no se lo lee al menos le expliquen los cuatro datos fundamentales para decirles el nivel de riesgo que asumen y las comisiones.

Y la mitad de los inversores aún no sabe que no perdería su dinero en caso de quiebra de la entidad. ¿La crisis no ha servido como lección?

En caso de quiebra de la entidad que comercializa el producto no perderán el dinero. Creo que esto implica que hay que seguir profundizando en la difusión de las características muy positivas que tienen los fondos de inversión para los inversores como un vehículo óptimo para la inversión

Comisiones. ¿En qué nivel se encuentra España?

España en comparación con los homólogos tiene una estructura de comisiones peculiar porque sólo con la comisión que cobran las entidades se paga la distribución o la comercialización mientras que en la mayoría de países hay una suscripción tanto de participación como de reembolso, que lo paga el partícipe en el momento de suscribir el fondo. Aun así la comisión de gestión en España e Italia son más bajas que en Alemania, Inglaterra o Luxemburgo.

¿Cuáles son las ventajas fiscales de un FI comparado con depósitos, acciones y bonos?

El fondo tiene dos ventajas competitivas que no tienen otros productos como depósitos o compra de acciones. Por un lado está la posibilidad de traspasar en cualquier momento. Por otra parte, la posibilidad de regular o decidir en qué momento tributa porque los fondos le permiten diferir la tributación hasta que reembolse la cantidad. El inversor tiene un coste de oportunidad positivo.

¿El fondo de inversión se ha convertido en una alternativa a un plan de pensiones?

El fondo de inversión tiene dos diferencias respecto al plan de pensiones. Ambos diversifican inversiones, ambos tienen seguridad en cuanto a supuestos de quiebra, ambos permiten acceder a una gestión profesional que de otra manera sería inalcanzable pero se diferencian en la iliquidez en el caso de los planes de pensiones, tiene una fiscalidad excelente mientras que el fondo tiene la ventaja de que es líquido en 72 horas pero no tiene la reducción en base imponible. También a partir del año que viene, los planes de pensiones a los diez años podrán hacerse líquidos con el objetivo de que se popularice ese producto.

El hecho de que la CNMV vaya a tipificar como ‘complejos’ a fondos garantizados ¿quiere decir que se reconocen al fin como productos de riesgo?

Lo que se denominará producto complejo una vez se aprueben las medidas en Bruselas serán aquellos que utilicen un algoritmo para calcular la rentabilidad sobre un subyacente de renta variable, garantizados o no. En caso de que sea sobre renta fija, no se considerarán complejos. En caso de que sean complejos, el comercializador tendrá que hacer un test al ahorrador para ver si se adecua a su perfil de riesgo.