La cofundadora y CEO de blackbird, Gisela Turazzini, analiza la situación del valor.

En las últimas semanas hemos asistido a un proceso técnico correctivo en la renta variable española, que ha llevado al Ibex 35 por debajo de los 10.000 puntos. La crisis de deuda europea ha afectado sobremanera a las bolsas, como también hemos podido observar mientras la renta variable americana se enfilaba hacia máximos históricos, en una tendencia alcista que no parece tener fin.

Sin embargo, desde las últimas semanas, la bolsa americana podría estar haciendo techo. En las últimas sesiones hemos visto importantes repuntes de la volatilidad, que así lo confirman. Este año el mercado se enfrentará al gran desafío que supone el tapering y, de momento, sabemos que en otoño termina la política monetaria de la Fed. Por lo tanto, debemos esperar que el mercado anticipe el fin del Quantitave Easing 3 (QE3). Este suceso nos llena de dudas, porque existe una gran controversia entre los diferentes índices y las divergencias entre los tres índices americanos: Nasdaq, Dow Jones y S&P. Por lo tanto, para buscar una operativa debemos olvidarnos del trading direccional y centrarnos en el swing trading.

Si observamos el gráfico de Inditex, podemos ver que se trata de una de las pocas compañías dignas de un caso de estudio. La compañía ha logrado que su dueño y principal accionista, Amancio Ortega, sea el tercer hombre más rico del mundo con una fortuna valorada en más de 60.000 millones de euros.

Zara ha basado su modelo de negocio en la fabricación de ropa low-cost, democratizando la moda a la clase media. Con ello han sido capaces de atraer millones de consumidores hacia sus tiendas. Su autofinanciación ha permitido a la empresa no tener que llegar nunca al endeudamiento.

Hoy Inditex tiene un Ebitda de 4.485 millones de euros para una capitalización de 65.000 millones. Técnicamente, ha completado un patrón de hombro-cabeza-hombro, lo que manifiesta sus complicaciones para hacer nuevos máximos. La zona de los 100 euros podría significar una idea para tomar posiciones alcistas, con objetivo en la zona de los 102 euros y buscando una idea en swing trading. En ese sentido, evitaríamos estar en el valor ante la posible pérdida de los 97 euros por acción, ya que en caso de pérdida de soporte podría ampliar sus caídas.