Manuel Domínguez-Blanco, analiza la situación técnica de los cruces de divisas EURUSD y GBPJPY.


Las nuevas señales de fortalecimiento económico en EEUU y el mensaje de la Fed han provocado repuntes moderados en las rentabilidades de la deuda americana. Además, el mercado está esperando los datos de empleo de mañana, que se esperan buenos. Estamos viendo que todos los estímulos de la Fed se están transmitiendo a la economía real.

EURUSD
Está perdiendo la directriz alcista dibujada desde julio de 2012, en el llamado “suelo de Draghi”. Ya teníamos indicios de que la pauta alcista podría estar agotada en 1,39. El precio testea ahora los 1,34 euros que coincide con la media móvil de 20 sesiones mensual. Mientras el precio no baje de 1,31 dólares no veo peligrar la tendencia alcista. De hecho, si vamos a un time frame superior, vemos que el año pasado la tendencia alcista fue muy fuerte y ahora lo que estamos teniendo es un retroceso. Si no cae de 1,31, la tendencia alcista sigue intacta. De igual manera, si recuperamos niveles de 1,3540 entendemos que el retroceso podría haber finalizado y la inercia alcista se habría recuperado pudiendo volver a máximos anuales.

GBPJPY
En periodo diario observamos que estamos viendo un retroceso y con un Fibo intrabarra vemos que estamos entre la zona de 38 y 50. El cruce mantiene una inercia alcista. Y, a largo plazo, tendríamos que fijarnos en la resistencia de los 174,50. Creo que el cruce cogerá una inercia todavía más fuerte a partir de 173,80 para volver a máximos del año.