Regresan los números verdes al selectivo español en una sesión en la que se cumple la doble hora bruja. Miguel Cedillo, gestor de Difbroker, asegura que “el índice podría cerrar por encima de los 11.930 puntos, un cierre que podría considerarse positivo”. No obstante, este experto reconoce que “habría que vigilar los mínimos de ayer en la zona de 11.815 puntos que, en caso de perderlos podría ir a los 11,600 puntos”. “Si cierra por encima de los niveles de 11.930 podríamos volver a ver al índice en los máximos”, apunta.

Respecto al Dax aleman, Cedillo señala como zona de resistencia importante los 5.800 puntos”. Ahora -continúa- “está aguantando en un ligero soporte en los 5.400 puntos”. Al otro lado del Atlántico, este analista considera que, por arriba, el Dow Jones sigue manejando la zona alta de 10.650 puntos y, por abajo, podríamos ver mínimos en la zona de 10.200 puntos”.

En el mercado de divisas, “la zona de 1,50 unidades está funcionando muy bien como resistencia del euro-dólar, es una barrera importante”, reconoce Cedillo, quien reconoce que “los cierres que está teniendo semanales no son muy positivos”. Por la parte de abajo, desde DifBroker cree que “si pierde mínimos en la zona de 1,4766 podríamos irse hasta los 1,45 unidades”.

Como protagonistas del día se encuentran Banesto y Bankinter después de recibir una mejora de recomendación por parte de Deutsche Bank. Sin embargo, Cedillo reconoce que prefiere Banesto ya que “llegó a la zona de 9,71 euros y desde ahí tocó la línea bajista principal”. Desde el mínimo que marcó hace tres semanas en 8,29 euros, explica, “está intentando volver a atacar la línea de tendencia bajista principal”. Por ello, si superase este nivel -continúa- “Banesto podría tener un recorrido al alza hasta los 12,36 euros”. Por su parte, Bankinter “no pudo con la resistencia en los 9,34 euros y desde ahí se ha venido abajo y podría caer hasta los 5,81 euros”.

Iberdrola es otra de las compañías que ha recibido una mejora de recomendación, esta vez, por parte de HSBC que ha elevado su precio objetivo hasta los 6 euros. Desde el punto de vista técnico, “el gráfico de la compañía invita a la cautela”. “La compañía tiene una resistencia importante en los 6,90 euros que tendría que superar con claridad para poder pensar en niveles más altos en la zona de 7,70 euros”, apunta. Por abajo, explica, “hay que vigilar los mínimos de la semana pasada”.

Abengoa, podría caer hasta los 17,60 euros2, asegura Cedillo. Este analista reconoce que “el gráfico está moviéndose en unos niveles muy claros y tiene un soporte en los 17,73 euros”. Por arriba, “podría ir a buscar los 17,72 euros”.

Dentro del mercado continuo, Cedillo esperaría a tomar posiciones en Sol Meliá. Desde Difbroker creen que “podemos ver precios más bajos hacia la zona de los 18 euros”. Por arriba -continúa- “para que la compañía siga subiendo con fuerza tendría que superar los 19,14 euros”. “En niveles de 18 euros si tomaría posiciones aunque con mucho cuidado de que no pierda ese nivel”, explica.