- El S&P 500 ha entrado en mercado bajista tras marcar mínimos anuales mientras que el Nasdaq cede más de un 30% en el año, ¿qué consejo daría a los inversores que nos estén viendo?

Hay que tener en cuenta de que la situación es la que es desde principios de año. Desde CMC Markets llevamos tiempo comentándolo desde que empezó el año e incluso desde finales del pasado año. Tenemos varios hándicap encima de la mesa como son la guerra de Ucrania, la inflación que no va acompañada de subidas de salarios ni de crecimiento. Todo este temor a la recesión, los precios de las materias primas en muchos casos disparados y eso hace que la situación, en principio, no pinte muy positiva. Con lo cual diría a los inversores que prudencia y cautela. El mercado desde que ha empezado el año vemos que quiere subir, se resiste a todos estos acontecimientos que han ocurrido pero los acontecimiento son los que son y están ahí. En el caso de la bolsa norteamericana es muy significativo porque, efectivamente, que veamos al NASDAQ 100 en mínimos anuales es una señal muy psicológica, que hace que muchos inversores quieran deshacer posiciones y puede ser un preludio de que va a ver esa vuelta bajista que llevamos tantos años hablando en la renta variable de EEUU. Hablar de que ha entrado en terreno bajista quizá es mucho decir porque habría que ver de qué plazos estamos hablando, en el medio plazo parece que hay una tendencia que parece que empieza a corroborar que es bajista, pero claro depende del plazo que cojamos el índice para ver la fortaleza de esta tendencia porque venimos de unos años muy positivos para Wall Street.

En cualquier caso, aunque se opere a corto plazo o se haga a un período más alto siempre hay que tener puesta órdenes de ‘stop loss’ porque en el entorno que tenemos ahora podrán saltar pero no nos descapitalizaremos. Recordar también que estos momentos de mercado se pueden aprovechar para tomar posiciones cortas, que se pueden usar para proteger las carteras y neutralizar la pérdida que tenemos en contado o para beneficiarnos de estos movimientos bajistas porque se pueden tomar posiciones cortas. En un mercado como el que tenemos ahora, vemos el CFD de volatilidad que sólo este lunes se disparó un 17%, por lo que se puede comprar ese CFD y aprovecharse de esas subidas, determinadas materias primas, en fin hay activos alcistas y si están bajistas se pueden utilizar posiciones cortas.

- ¿Cómo ve a las grandes tecnológicas de EEUU?

Quizá van a ser las más perjudicadas un poco por lo que estábamos hablando, son las que nos van a dar esa señal de peligro en la renta variable estadounidense. El entorno que tenemos ahora de esas subidas de tipos en las que veremos qué nos depara la Reserva Federal, ya que hay muchos analistas que apuntan a un aumento de los tipos de interés 75 puntos básicos, con lo cual esa expectativa que es negativa en cuanto al impacto de puede tener en mercados, de hecho sin finalmente se queda por abajo quizá se lo puede tomar bien. La subida, en cualquier caso, va a ocurrir y esto lo que hace para estas grandes tecnológicas es incrementar los costes de financiación. Ahora están más cuestionadas tras años en las que han sido el caballo ganador. Hay que ser prudente y analizar compañía por compañía, no todas están en la misma situación pero todas van a sufrir con este entorno macroeconómico.

- ¿Cómo ve estas caídas en el Ibex 35? ¿Cree que puede aguantar mejor que Wall Street?

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Sí y no, es cierto que el IBEX 35 va un poco por libre, es un índice más concentrado y en momentos en los que el resto de índices globales están en negativo, de repente el Ibex por circunstancias más locales no sigue el mismo ritmo. En este caso concreto las preocupaciones que hay encima de la mesa, vamos a decir la primera que es la inflación, que a su vez uno de los motivos que ha desencadenado esto es la guerra de Ucrania y los precios de las materias primas aunque hay más motivos pero este es uno de ellos, afecta tanto a España, como a Europa o EEUU. Cómo en el IBEX 35 hay mucha concentración del sector financiero vamos a ver el mismo sufrimiento que estamos viendo en otros índices europeos o en Wall Street probablemente porque las compañías que más peso tienen se van a ver afectadas por esto. Con lo cual, prudencia, cautela y simplemente recordar que se puede hacer la cobertura y tampoco es todo tan negativo. Hay que tener en cuenta que muchos inversores también aprovechan estos momentos de caídas para entrar y eso empuja los precios hacia arriba por eso no vamos a ser tan catastrofistas. Hay que estar alertas.

- ¿Cómo ve al sector financiero del selectivo español? ¿Mejora por los tipos o miedo a la recesión?

Tendría cautela por la recesión. Efectivamente cuando hay subidas de tipos en un entorno que no sea el de ahora es positivo para el sector financiero. Llevamos muchísimos años en los que han sufrido tanto los bancos diciendo que cuando vinieran esas subidas de tipos los beneficiados iban a ser ellos, pero claro los bancos también dependen mucho de la situación económica, del consumidor de banca al final, de sus clientes. Si vemos una subida de tipos muy abultada en comparación con la subida de los salarios o del crecimiento económico, al final lo que va a ocurrir es que va a haber un impacto en la demanda y no vamos a ver la demanda subir y esto al final impacta en el sector financiero. Al final, si vemos empresas que tienen que cerrar, empresas pequeñas, medianas… eso impacta directamente en los bancos. Aunque el negocio bancario tradicional, que lo medimos por el margen de interés, se va a ver beneficiado por esas subidas de tipos esto se puede neutralizar completamente por la situación económica. La banca española en los últimos resultados que hemos visto da signos de fortaleza y muchos de ellos están infravalorados en bolsa, por lo que les puede quedar recorrido en bolsa. Tampoco soy negativa al 100%, pero ese impacto en las subidas de tipos se puede ver neutralizado por lo que es la situación económica en sí que estamos viviendo. No sé si es demasiado hablar de recesión, pero ahora mismo ese es el miedo que hay en el mercado. El único arma que tienen los bancos centrales es subir los tipos, pero no sólo necesitamos eso. Necesitamos tener crecimiento, incremento de demanda y eso de momento no estamos viendo que llegue acompañado.

- Telefónica está corrigiendo tras pagar su dividendo, ¿cree que puede ser una oportunidad?

Estrategias de Inversión

Puede serlo porque el precio objetivo está en torno a 5 y 5,5 euros y ahora mismo está por debajo, con lo cual en realidad tendría potencial de revalorización. Telefónica en los últimos años le está costando ganarse la confianza del mercado, aunque poco a poco lo va haciendo. Los resultados que hemos visto, sus últimas decisiones estratégicas son correctas y creo que puede haber potencial, aunque volvemos a lo mismo: es una compañía, no sé si decir volátil, pero cuando vemos movimientos en los mercados como los de ahora es una de las compañías en las que muchos inversores deshacen posiciones y se van a empresas quizá más estables en el corto y medio plazo. Pero, bueno, ahora está cotizando por debajo de su precio objetivo.

- ¿Cómo ve la situación de las criptodivisas?

Parece que soy Doña Prudencia, pero con las criptodivisas siempre lo digo. Nosotros cotizamos a través de CFD en nuestra plataforma NextGen más de 20 criptodivisas, incluso índices que incluyen muchas con lo cual ahí diluyes un poco el riesgo. Creo que es un activo más, está ahí… pero siempre decimos que tienen mucho riesgo en el sentido de qué sufren movimientos muy intensos como los que estamos viendo ahora con el bitcoin cerca de 20.000 dólares, eso es un nivel psicológico principal. Estamos viendo a las plataformas cortando la operativa para no caer en la descapitalización, lo que genera mucho nerviosismo entre los inversores y ahora mismo no están en su mejor momento. Las criptodivisas son para un tipo de inversor que no tiene aversión al riesgo, puede ser un activo más en su cartera y lo que hay que hacer, como en cualquier otro activo pero en este especialmente, es tener un control del riesgo muy exhaustivo, tener ‘stop loss’ para conocer de antemano lo que puedes perder y que salte en movimientos como los que estamos viendo estos días, saber que existe la posibilidad de tomar posiciones cortas y quizá diluir el riesgo sin invertir directamente en la criptodivisa, sino en un derivado sobre ella como es el caso de los CFD, índices… Aún así es para un tipo de inversor determinado. No hay mucha parte macroeconómica que a veces se pueda aplicar a las criptodivisas, en este caso todo lo que está pasando en los mercados de renta variable ha hecho que muchos inversores se pongan nerviosos y deshagan posiciones en criptodivisas, pero no es un activo tan fácil de analizar porque no está directamente correlacionado con determinados eventos macroeconómicos, por lo que es más difícil de pronosticar su comportamiento.