El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra decidió mantener sin cambios los tipos de interés este jueves en el mínimo histórico del 0,25%, con una mayoría de siete votos a favor y uno en contra, que se mostraba partidario de subir las tasas.

El voto fue unánime respecto a mantener el volumen y trayectoria de su programa de flexibilización cuantitativa, seguirá comprando deuda corporativa por un importe de hasta 10.000 millones de libras, y mantendrá en 435.000 millones de libras su programa de compra de activos en el mercado de bonos.

El Banco de Inglaterra recortó su previsión de crecimiento para Reino Unido hasta 1,9% en 2017, desde el 2% de su última estimación, pero revisó al alza en una décima el crecimiento de los dos próximos años, hasta el 1,7% para 2018 y el 1,8% en 2019.

El BOE aumento sus previsiones de inflación para 2017 hasta el 2,7%, tres décimas por encima de su pronóstico anterior. En 2018 prevé una caída hasta el 2,6% desde 2,8%, mientras que para el año 2019 rebaja tres décimas sus previsiones, hasta el 2,2%.

El banco central británico dijo que las previsiones están condicionadas a que el ajuste de la nueva relación entre Reino Unido y la Unión Europea sea dócil y que los tipos de interés sigan la senda esperada.

La libra esterlina se vio presionada por la rebaja de las previsiones de crecimiento para este año del BOE, y los débiles datos macro liberados ayer, que mostraron un retroceso en la balanza comercial, en la producción industrial y en la producción manufacturera de Reino Unido.

En su cruce frente al dólar registró una caída del 0,32% hasta 1,2888 dólares, frente al euro cedió un 0,29% hasta 0,8429 libras, y frente al yen acabó cerrando con un descenso del 0,77% en 146,69 yenes. La moneda británica cedió un 0,57% frente al aussie, el 0,44% frente al franco suizo y un 0,38% frente al dólar canadiense.

El cruce libra-dólar, se había mantenido cotizando en rango lateral entre 1,27 y 1,20 dólares desde septiembre de 2016 hasta que Theresa May convocó elecciones el pasado 4 de abril. En esa sesión se anotó una subida del 2,73% frente al dólar, que le sirvió para consolidar la ruptura de su media móvil de 200 sesiones y para romper la parte alta del lateral en el que estaba inmerso durante los últimos siete meses. 

En el gráfico diario del cruce libra-dólar, cortesía del broker de Forex y CFD´s ActivTrades, observamos que la tendencia de corto plazo es alcista, aunque cotiza en la cuerda floja. Un cierre diario o semanal por debajo del soporte situado en 1,2840 dólares acabaría con la sucesión de mínimos crecientes que muestra el gráfico de un día.

Los máximos más recientes también apuntan al alza, el pasado viernes marcó un nuevo máximo anual en torno a 1,2980 dólares, en niveles de precios no vistos desde septiembre. Esta es la zona a batir para que podamos ver mayores subidas, de momento ha marcado cuatro máximos justo en este nivel de precios.

Los mínimos más recientes los ha marcado en el soporte de los 1,2840, así que tenemos dos referencias cercan los movimientos del cruce, habrá que esperar a que se produzca la ruptura del alguno de estos dos niveles de precios para obtener alguna pista sobre el siguiente movimiento tendencial de corto plazo.

David Pina

*Todos los productos financieros con margen conllevan un alto riesgo para su capital. No son adecuados para todos los inversores, por favor, asegúrese de que comprende completamente los riesgos implícitos y busque asesoramiento independiente si fuese necesario. Las ideas y opiniones expresadas aquí son únicamente las del escritor y no necesariamente reflejan el punto de vista de ActivTrades PLC. La finalidad de este artículo es informativa y no debería ser considerado como un consejo de inversión. Las previsiones dadas no son indicativas de resultados futuros y la decisión de actuar sobre las ideas y sugerencias presentadas en este artículo es decisión del lector. ActivTrades PLC está autorizada y regulada por la Financial Conduct Authority (FCA) del Reino Unido. El número de registro de la FCA es 434413.