El Ibex 35 se mantiene por encima de su soporte en 5.900 puntos. “Las correcciones de estos días han sido debidas a un ajuste del Ibex 35, que el vienes pasado acariciaba los 6.700 puntos, con el mercado de deuda”, dice Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets.

Según el experto, “la correspondencia sería 6.000 puntos del Ibex 35 con una prima de riesgo en 600 puntos básicos”. Por tanto, “con una prima de riesgo en torno a 640 puntos difícilmente veremos al Ibex 35 por encima de los 6.000”.

Llegados a estos costes de financiación de la deuda española se hace necesaria una intervención del mercado. “La mejor opción sería que el BCE comprara deuda de forma ilimitada, aunque es una opción muy remota, pues no incluiría exigencias económicas para España. Pues los fondos europeos (Mede y FEEF) tienen recursos limitados y vendría aparejado de nuevas exigencias macroeconómicas”.
Otra opción es “que el Fondo de Rescate de un crédito a España para cumplir con los vencimientos de deuda de aquí a final de año” y, finalmente “quedaría la opción del rescate total. Con ello, el Tesoro dejaría de emitir deuda, los vencimientos correrían a cargo de los fondos de rescate, viene una troika y se imponen mayores exigencias económicas, con lo que se profundizaría en la recesión”.
“Si el ajuste llevado a cabo por el Gobierno hace unas semanas hubiera implicado mayor ahorro con la reducción de las administraciones públicas probablemente, estaríamos en una situación mejor”.

Alemania está presionando al gobierno español para que pida 300.000 millones a los fondos europeos. “Esta cifra es el cálculo de los vencimientos de deuda de aquí a finales de 2014. Con este dinero se haría frente a dichos vencimientos y, por otro lado, tendríamos otros 100.000 millones para el rescate bancario. Todo supondría proyectar que España, a comienzos de 2015 podría financiarse sola”.

“La financiación de las compañías españolas que cotizan está en relación a lo que le cuesta financiarse al Estado, por lo que a estos niveles es imposible sobrevivir durante mucho tiempo con estas rentabilidades”. Entre las compañías que mayores desinversiones podrían hacer están “las constructoras, las cajas que pidan ayuda, los bancos y valores como Repsol o Telefónica”.

“Lo que suceda en todos los mercados está en función de lo que pase con la deuda periférica europea, en especial, con la deuda española. Por ejemplo, el VIX ha subido un 20% en los últimos tres días por el riesgo de España”.
“En caso de que España vaya hacia un rescate definitivo podemos esperar nuevas caídas a doble dígito en el Ibex 35, mientras que otros valores, materias primas y divisas cíclicas también se verían afectadas”. Dentro de las materias primas, de hecho, “el oro no está funcionando como refugio, ya que el euro se verá afectado por lo que suceda en Europa, por ende también el dólar y, al estar el oro cotizado en dólares, también le repercutiría”. En cambio, “el yen sí está funcionando como activo refugio”.

En cambio, “si el BCE compra deuda, el mercado se lo tomaría de forma positiva”.