Para EEUU es importante, ya que el 50% de las familias tiene ahorros en bolsas, lo que tiene su traducción en las bolsas y, por tanto, en la economía, pero general un problema a largo plazo por la sobredimensión del balance de la Fed o por una posible hiperinflación que, por el momento, no parece que vaya a suceder. En este sentido, ya hay miembros de la Fed que sugieren retirar estas medidas, lo que supondría un jarro de agua fría para las bolsas.

La bolsa de Japón lleva acumulada una subida del 40% en lo que va de año y, quizás sea excesiva la caída superior al 7% que ha experimentado hoy. Esta caída se podría justificar por el mal dato de manufacturas de China, que se ha traducido en un empeoramiento de la rentabilidad del bono japonés muy importante, hasta el punto que ha tenido que intervenir el BoJ. No obstante, la bajada ha sido muy potente y seguramente tenga más una justificación técnica que por todo lo que estamos intentando explicar.
Pese a que parece que la Fed en los próximos meses va a empezar a menguar el QE, no va a ser así en el Banco de Japón. El BoJ quiere crear inflación y, mientras siga con la escopeta cargada, el yen seguirá muy débil y eso va a ser un aliciente para las bolsas. Es cierto que la bolsa tiene recorrido a la baja, pero es normal después de subidas tan fuertes.

Un dato curioso en el caso del Dax: de manera histórica el Ibex 35 siempre se ha situado por encima del Dax en cuanto a puntos y sólo en 3 ocasiones esta relación se ha dado la vuelta. Dos veces el año pasado, cuando la situación era crítica para la periferia. Esta semana se ha vuelto a dar la vuelta a la historia y tenemos al Dax en máximos históricos y, por tanto, en subida libre. En cambio, el Ibex 35 se ha estancado porque la rentabilidad del bono a 10 años español no baja del 4%.

Para que el Ibex 35 supere resistencias necesita el respaldo de unas bolsas alcistas y de la mejora de la deuda, pues vemos que ha coincido esa barrera de la rentabilidad del bono en el 4% y la resistencia de los 8.600 puntos en el Ibex 35. En ningún caso se ha podido traspasar ese soporte del bono ni esa resistencia del índice. Ahora, el Ibex 35 está tanteando el soporte de los 8.300 puntos y, de perderlo iría a los 7.900. va a depender de si la mayor aversión al riesgo de hoy se mantiene o sólo va a ser puntual por la lectura de las actas de la Fed. Si el pánico se acentúa en los mercados veremos con facilidad los 7.900 puntos del Ibex 35.

Los bancos, cuando se les ha obligado a provisionar, ha sido sobre créditos con una base inmobiliaria, pero ahora el Banco de España quiere que también se cubran los créditos que han sido refinanciados, que también han sido conflictivos. Según Fitch, habría que provisionar 10.000millones de euros. La peor parte se la llevaría el Banco Santander, que tendría que dotar unos 1.200-1.400 millones de euros, aunque no parece que vaya a tener problemas. Lo que preocupa es la banca mediana y pequeña aunque, si tuvieran que ampliar capital ahora sería una situación propicia, pues no hay mucho riesgo. El BdE quería que estas dotaciones se prolongaran durante 3 años, pero la última palabra la va a tener la Comisión Europea y no creemos que acepte este escenario tan amplio y se quede en un año, año y medio. En este escenario, ¿mejor evitar bancos? Depende del perfil del inversor y el escenario temporal, pero si la bolsa cae, bancos y constructoras serán los sectores que peor lo pasen.

En el mercado de divisas nos hemos fijado en el euro-franco suizo. Desde hace un mes ha tenido una revalorización del 4%, derivado de la menor aversión al riesgo que potencia la subida de las divisas más cíclicas como el euro y penaliza las refugio, como el franco suizo. Sin embargo, la puntual aversión al riesgo de la jornada de hoy ha hecho que el euro caiga con fuerza frente al franco suizo. El RSI ha marcado un nivel de sobrecompra y se ha vuelto a meter por encima de 70. Creemos que puede irse por lo menos hasta 1.2424 francos.