Algunos  índices de Wall Street encadenaron la semana pasada  su décima semana con caídas. Una penalización que se agudizó el pasado viernes tras conocer que la inflación lejos de hacer un pico en abril siguió subiendo en el mes de mayo. Y esta semana, reunión de la FED. ¿A qué niveles atendemos? 

El miércoles la FED se pronunciará sobre los tipos de interés. Muchos descuentan subidas de 50 puntos básicos y hay analistas que incluso anticipan una subida de 0.75% lo que podría coger a los inversores por sorpresa y provocaría un aumento de la volatilidad y caída más fuerte. Si vemos cómo han evolucionado los índices, los futuros de los principales índices han abierto con un gap bajista que en caso de que las noticias del próximo  miércoles sean favorables lo cerrara pero ahora está en un momento crítico y si tanto S&P 500 pierde los 3.800 puntos como el mini Dow Jones los 30.560 puntos y el Nasdaq los 11.500 puntos, podríamos ver un desplome que podría llevarlos a la zona de 3.770 puntos en el caso del S&P 500 y posteriormente los 3.600-3500 puntos. Ahora el mercado es claramente bajista y otra circunstancia que podría mover a los mercados esta semana es la cuádruple hora bruja que podría provocar movimientos importantes por el vencimiento de opciones y futuros. 

Aquellos a los que les gusta hacer trading, deben considerar que puede haber algún rebote pero para ver mercado alcista el S&P 500 debería superar los 4.092+- 4100 puntos. Mienras tanto no me fiaría de rebotes. 


En Europa hemos abierto una semana a la baja, siguiendo la estela de wall Street y Asia durante la madrugada y después de ver un fuerte desplome el pasado viernes.  ¿Cuáles son los niveles de referencia?

Son los que teníamos la semana pasada. La zona de 13.380 puntos para el DAX, en el Eurostoxx los 3.526 puntos que los está perdiendo pero tiene que ser a cierre de vela semanal y el Ibex 35 intentó superar la zona de resistencia no pudo con ella y ha vuelto a zona de riesgo de caídas mayores. Si pierde 8082 podríamos ver caídas importantes. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El petróleo también se negocia a la baja aunque sigue rondando los 120 dólares…
Lo que está haciendo el petróleo es interesante. Tenemos que tener en cuenta la situación y es que en los últimos acontecimientos relacionados con el petróleo no han rebajado la tensión y no hace que los precios se moderen. En primer lugar, el veto que finalmente la Unión Europea ha impuesto a Rusia hace que recibamos menos petróleo, además muchos analistas comentan que la guerra entre Rusia y Ucrania es la causa más importante de la evolución del precio del petróleo y en el corto plazo es la más importante pero no es la única. Sino que de fondo hay algo que nos acompaña de hace más tiempo. En la primera oleada de la pandemia vimos que la demanda de petróleo se recuperó de forma más rápida de lo que esperábamos. Lo que no ha acompañado en esa demanda es la oferta y ahí vuelve a entrar en juego el papel de la OPEP,  que ha aprovechado a llevar los precios que para ellos son rentables. La OPEP ha tomado la decisión de comenzar a aumentar la producción de nuevo. También es importante tener en cuenta que Estados Unidos lleva varios meses con acercamientos a Venezuela, Irán ,Arabia saudí o Emiratos para intentar suplir el petróleo que no llega desde Rusia. Solo Arabia Sauíd y Emiratos  tendrían la opción de compensar el petróleo que no viene de Rusia . 

Si eso lo trasladamos al gráfico se ve que desde el 11 de mayo hasta el cierre de ayer ha subido un 26%. Si no hay nuevos datos con respecto a lo que afecta al petróleo,  si supera los 123.18 dólares lo normal es que vaya hacia 126 y si consigue superar los 128 tiene camino libre hacia 140 dólares. Si por el contrario no se produce la subida y se pierde 117.14 el primer soporte serían 113 que ya le llevaría a niveles inferiores. 

Si uno mira el gráfico de los futuros del oro, lo que siempre ha sido denominado un activo refugio no parece serlo ahora. Está en los 1856 dólares y a pesar de la volatilidad de los mercados, no ha conseguido superar el máximo histórico de 2020. 

Está teniendo un comportamiento peculiar. El precio del petróleo ha subido un 25% y el coste de los alimentos se ha disparado, teniendo el mayor aumento en 40 años. Eso sugiere que la FED podría continuar con sus alzas de 50 puntos básicos. Si esto ocurre será sorpresa para la mayor parte  de los inversores y generará un aumento de volatilidad fuerte. Y eso además podría llegar a provocar caídas importantes y si se dieran esas caídas importantes podría ocurrir que los precios del oro tendieran a subir. También hay que tener en cuenta que las subida de tipos suponen un fortalecimiento del dólar index que a su vez supone un descenso de los precios del oro, lo que parece contradicción con lo comentado anteriormente. 

Estrategias de Inversión

A nivel técnico desde finales de mayo está haciendo un lateral pero cada vez se van abriendo más los precios a los que van cerrando las distintas sesiones. si se supera el 1576 podría acercarse a 1916 dólares, que si se complica la situación y actúa como activo refugio podría continuar hacia 1959 dólares. Si el escenario cambia y pierde los 1833 asistiremos a caídas que podrían llevar al precio a 1786 dólares. Aunque el escenario más probable por la situación macro es de subidas