Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, analiza la situación actual de los mercados situando el foco de atención en los precios del petróleo.

¿Podríamos asistir a un colapso de la economía rusa por el abaratamiento de los precios del petróleo?
La economía rusa tiene grandes problemas y también muchos emergentes, que han acumulado desequilibrios. La economía rusa va a tener una contracción el próximo año, pronostican una caída del 4,5% del PIB con una previsión del petróleo a 60 dólares por barril. Lo bueno es que Rusia tiene bastantes reservadas de divisas extranjeras y poco endeudamiento público, por lo que tiene una dependencia total de las materias primas, aunque no tiene una situación tan complicada como en 1998, pues tiene cierto pulmón para resistir una crisis antes de que colapse su economía. No creo que estemos cerca de escenario de default. 

¿Qué países de la UE se verían más perjudicados por el empeoramiento de la economía rusa?
Alemania, sin duda, por su cercanía y por el gran peso de sus exportaciones.

A España le afectaría por la parte del turismo, que hay cálculos que apuntan a que podría haber una caída del 20%, aunque los turistas rusos sólo suponen un 3% de los que llegan; también nos afectaría por las exportaciones, sobre todo por el tipo de cambio, pues con una depreciación del 40% del rublo frente al euro, los productos españoles son un 40% más caros, aunque en 2013 lo que exportamos a Rusia suponía poco más del 1% de todas nuestras exportaciones. Por ello, podríamos vivir sin este turismo y sin estas exportaciones. En el sector inmobiliario, donde hemos visto compradores de inmuebles de lujo rusos, tampoco creo que supusiera un gran problema, además, que estos compradores seguramente tengan el dinero en otras divisas que no son rublos. Si pusiéramos en el otro lado de la balanza los beneficios que recibimos la caída del precio del petróleo, son innumerablemente mayores que los perjuicios de una crisis en Rusia.

Hay que retroceder cinco años para ver al petróleo en el entorno de los 60 dólares por barril… hace cinco años la bolsa estadounidense estaba en 54,6% más abajo y el euro-dólar prácticamente en estos niveles, ¿crees que si el petróleo se mantiene en estos niveles, el resto de mercados pueden ir a igualar lo que hicieron la anterior vez que el petróleo luchaba por mantener los 60 dólares?
De ninguna manera. Hace cinco años el petróleo estaba en estos niveles porque descontaba un fortísimo descenso de la demanda por la recesión de EEUU y Europa. Ahora no tenemos este escenario, pues tenemos al petróleo en estos niveles sobre todo por factores de oferta, como el fracking. Esto es lo que está cotizando el petróleo, además de la revalorización del dólar.

Ayer Wall Street rebotó después de que la presidenta de la Fed admitiera que la bajada del precio del petróleo ha beneficiado a la economía estadounidense. Además, Janet Yellen retrasa a mediados de 2015 la subida de tipos y, siempre, de una forma ligera y si los datos macro lo permiten…
Wall Street sobre reaccionó al comunicado de la Fed. Las bolsas rebotaron fuertemente por el rebote de la bolsa de Rusia y el rublo. Además, veníamos de unas caídas fuertes de los últimos días.
Si atendemos a lo que Yellen dijo, no se ve nada extremadamente positivo, sólo que se elevaron las expectativas de crecimiento para 2015 y que serían prudentes con la subida de los tipos.

El petróleo también rebotó después de que Yellen dijera que esperaba que el crudo se mantuviera en estos niveles un largo tiempo.

Aún así, no me parece que tras el discurso de ayer, la Fed haya modificado su calendario de subida de tipos. Incluso el euro-dólar cayó, por lo que el mercado no ha hecho una lectura unidireccional del discurso. 

Entonces, ¿confiamos en el rebote de las bolsas europeas?
No estamos en condiciones de darle más posibilidades de subir o bajar a las bolsas. La subida de las últimas horas se debe a un rebote de los activos rusos y, sobre todo, del petróleo. El petróleo es el juez máximo de lo que está sucediendo en los mercados. Si vuelve a caer, el mercado caerá, por lo que hay que ser cautos y monitorizar en todo momento el precio del petróleo.

¿Sería conveniente estar en activos refugio?
La verdad es que no, porque como al final las bolsas suban, los activos refugio caerán. De hecho, en estos días hemos visto subir al oro y a la plata, pero sin una tendencia marcada. En el medio y largo plazo seguiría manteniendo las previsiones: en 2015 la bolsa española tiene más potencial que la media de las bolsas europeas y el euro-dólar y el yen se van a depreciar.