CONTINÚA LA CAÍDA LIBRE DEL DÓLAR. - El dólar parece no encontrar suelo. Ni siquiera unos indicadores de actividad algo mejores de lo previsto en EE.UU han impedido que la divisa norteamericana vuelva a marcan mínimos históricos frente al EUR. El cruce EUR/USD llegaba a cotizar de madrugada por encima de 1,4280. De las publicaciones del viernes destacar el PMI manufacturero de Chicago, que en agosto sube de 53,8 a 54,2 en contra del retroceso esperado hacia 53,0. Destacar la subida del subíndice de producción, que pasa de 55,7 a 58,3 mientras que el de precios cae en picado desde los 71,8 puntos hasta los 59,0. También el viernes conocimos el gasto en construcción en EE.UU durante agosto, que subió un 0,2% frente al -0,3% previsto. Es pronto no obstante para hablar de una recuperación del sector que viene siendo el talón de Aquiles de la economía norteamericana. El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan se mantiene en 83,4 en su revisión final de septiembre, lo que sigue siendo su nivel más bajo desde agosto del 2006. Por último el índice de precios Core PCE subió una décima en agosto, situando la tasa interanual en un cómodo 1,8% en agosto; recordemos que este es un índice muy representativo para la Fed y el hecho de situarse por debajo del 2,0% de manera consolidada favorece la posibilidad de futuros recortes de tipos. Resumiendo, los datos norteamericanos no corresponden con la caída del USD vista el viernes. Parece que otros factores, como la quiebra del banco norteamericano NetBank debido a la crisis hipotecaria, o la subida del IPC armonizado de la UME (del 1,7% al 2,1%) que respalda el escenario de riesgos inflacionistas del BCE han podido ser 2 de los factores de han propiciado un mayor fortalecimiento del EUR, que también se fortalece frente al Yen. - El EUR/GBP no consigue consolidarse por encima de 0,7000. PERSPECTIVAS - La ruptura del mínimo de 78,19 en el Index USD (NYBOT) que databa desde septiembre de 1992 deja la puerta abierta a nuevos objetivos depreciatorios en el USD. Asumiendo que los niveles se encuentran tremendamente alejados respecto a lo que es una orientación de valor lo cierto es que no es descartable ya la posibilidad de que se alcance 1,45. Se trataría de los niveles más depreciados del USD desde la II Guerra Mundial. Para los exportadores recomendamos instrumentos primados con apalancamiento y barrera desactivante por encima de 1,45. Pagos esperar.