Patricia de Arriaga, subdirectora de Pictet AM en España, explica las ventajas de invertir en una tendencia a largo plazo como es la energía renovable. 

¿Les preocupa el tema de la regulación ya que hablamos de la inversión en energía?
“Es un factor muy relevante. La regulación es muy importante ya que parte de las iniciativas de ahorro de costes parten de un entorno regulatorio más favorable a nivel global. Es el caso de China, donde el Gobierno ha implementado medidas en este sentido que son obligatorias”.

¿La recuperación económica ha hecho que se retome otra vez el impulso a la energía renovable?
“La recuperación ayuda, pero, sobre todo, una eficiencia de precios mucho mayor, como es la generación de viento o la industria solar. Los precios de las placas solares y de las turbinas de viento son ahora mucho más competitivas en precio.

El problema en países emergentes es que tienen un problema de contaminación importante. Es vital para ellos tener un aire más limpio. El 70% de lo que se combustiona en China es carbón. La renovación de su energy mix es vital para el crecimiento del país”.

¿Cuáles son los sectores que se podrán beneficiar de esta evolución?
“Básicamente, el fondo Pictet Clean Energy tiene un 60% invertido en eficiencia energética, distribuido entre transportes y edificios. El 80% del petróleo que se consume es en transporte. La preocupación real, en estos momentos, es un consumo más eficiente de la energía. La extracción del petróleo será a un coste mucho mayor a medio y largo plazo.

En este aspecto, destacan motores eficientes o híbridos en los que se ahorra un 30% de energía.

También está presente en el fondo la arquitectura inteligente. El 40% del consumo de la energía primaria se consume en edificios”.

¿Cuál es el plazo recomendado de inversión en energías limpias?
“Son acciones y, por lo tanto, el riesgo asociado en renta variable es el habitual con lo que es conveniente un horizonte de entre tres y cinco años.

Esta temática está en la agenda política con periodos de implementación hasta 2020”.

¿Cuál es la performance del fondo desde su creación?
“Se creó en 2006 y en un principio estaba mucho más ponderado hacia energías renovables. Ahora ha evolucionado y se ha concentrado en la eficiencia energética.

También se centra en las empresas gasísticas siendo este producto una de las mayores fuentes de energía del mundo, barata y fácil de producir, aunque el negocio que vemos con más recorrido son las empresas de transporte de ese gas natural.

En países emergentes están en proceso de sustituir el mix de energías hacia energías menos contaminantes”.