Empezamos una semana más corta de lo habitual en los mercados ya que tanto jueves como viernes los mercados cerrarán. El dato macro más importante es el del PIB del tercer trimestre, que podría pasar del 2% al 2,2%. También se publicará el  PMI de noviembre y el de servicios. 

Con la temporada de publicación de resultados casi terminada, del 80% de las compañías del S&P 500 ha publicado en general con buenos datos, la pasada semana fueron la de las grandes minoristas - Wal Mart, Target, Macy´s  - las que anunciaron buenos resultados.  En casi todos los casos, las compañías fueron bastante optimistas para el cuarto trimestre e incluso que no veían problemas de inventarios, que era la gran preocupación. A nivel macro efectivamente tendremos la primera revisión de PIB, hubo en el tercer trimestre una desaceleración importante por el tema de los cuellos de botella y por el aumento de la variante delta, que también está generando algunos disloques. En el cuarto trimestre, por un lado habíamos empezado con una fuerte expectativa de crecimiento - entre el 6-7% - pero la semana pasada algunos países europeos tomaron  medidas para controlar el virus y eso hace que las acciones de aerolíneas y energéticas sufran. Cabe recordar que el año pasado con las fiestas se produjo la gran aceleración del Covid, estamos entrando en invierno en el hemisferio norte y las autoridades sanitarias tienen temores de que esto se pueda repetir. 

Si suben los casos de Covid quizás la gente no compre tanto. La semana pasada el dato de ventas minoristas mostró un acelerón en octubre. El consumidor, si no tenemos esos problemas con el Covid, ¿mandará los gastos a pesar del incrementos de los precios y los cuellos de botella?¿Cómo será el final de año? 

Para muchas industrias las ventas son el 30-40% de la facturación, con lo que es importante esta incertidumbre. Es positivo que las compañías dijeran que tienen los inventarios pero también es cierto que son las compañías más grandes con lo que son las que más poder tienen a la hora de pedir a sus proveedores que entreguen la mercancía. 


La elevada inflación sigue preocupando al mercado. Va camino de convertirse en persistente, ¿Esto puede poner en riesgo a la FED y a las bolsas? 
Es el gran debate que hay sobre la mesa: si es transitorio o permanente. Y en los dos bancos, BCE y FED, tenemos gente de igual calibre o dimensión. Hoy por hoy, miramos los tipos de interés y por ahora no se han movido demasiado. Algún día se asustan, actualmente está en el 1,50% el bono a diez años de USA y a día de hoy el mercado estima que la inflación sea transitoria  pero esto puede cambiar muy rápido pero a la vez hay que tener perspectiva pues ni una buena noticia de inflación ni una mala definirá este debate. Necesitamos tiempo y sobre todo necesitamos una economía abierta con el Covid en el pasado para ver cómo funciona realmente. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En cuanto a los mercados Goldman Sachs ha anticipado subidas del S&P 500 hasta los 5.100 puntos el próximo año. ¿Qué valoración hace?

Hemos tenido un año de ganancias muy bueno, probablemente por encima el 20% y sobre todo por encima de las previsiones de los analistas. Los resultados han sido buenos en comparativa de 2020 en algunos sectores muy fuertes y en otros no. Con lo que la reactivación económica ha sido muy despareja, como decía Jerome Powell. El año que viene promete sre un buen año de crecimiento, tanto en Europa como en EEUU y en general la mayoría de analistas se muestra optimista. Morgan Stanley cree que hay alguna corrección de corto plazo pero que será eventual. Si el tema de la inflación se hace más persistente, la señal de los bancos centrales de que tendrán que subir tipos ante de lo previsto, puede ser un problema para las bolsas .Falta mucho para que la economía vuelva al pleno empleo anterior y los niveles de actividad precovid. 

Además tendrá mucho que ver en la subida de tipos si se queda Jerome Powell o si Biden se decanta por otro candidato que podría tener otra política diferente. 

Claramente esto es una nueva cosa que apareció.Brainard es una economía muy reconocida y aprobada. Tanto Powell como Brainard son de un mismo pensamiento, moderados y sin ideas extremas. La única diferencia es que Powell es republicano y Brainard es demócrata y Biden es demócrata. Biden prometió que antes del Jueves nos iba a revelar el misterio. El mercado cree que cualquiera de los dos será fácilmente aprobado por el Senado y los mercados no tendrán riesgo de caídas porque ambos son percibidos como moderados. 

EEUU estaría planteando usar sus reservas estratégicas  de crudo para contener los precios. Biden incluso pidió a la comisión federal de comercio de EEUU que investigue si los precios del crudo suben en el país debido a una conducta ilegal de los grandes productores de petróleo y gas. ¿Hay pruebas de ello? 

Por un lado, nosotros decimos que el precio del petróleo es un barómetro del Covid porque el 96% del petróleo del mundo va a transporte. El covid -19 generó un parón en todos los  transportes - barcos, aviones… -y en la medida en que el petróleo se recupere es una buena señal de subida en los mercados. Sí vemos algunos problemas de oferta en Europa  y además Biden está preocupado sobre la subida del crudo. Difícil de saber. En los últimos días hemos visto una caída en los precios. En EEUU hay poco transporte público, la gente tiene que conducir y los precios del combustible suben cuando sube el crudo. A los políticos les preocupa porque dinero que gasta en combustible es dinero que no gastan en consumo.