Los mercados casi han recuperado todo el terreno perdido cuando se confirmó la invasión de Ucrania por parte de Rusia. ¿A qué se debe este "optimismo" en los mercados? Según explica José Lizán, gestor de Magnum Sicav en Quadriga, si bien es verdad que otras crisis han sido un cisne negro, todo el tema ruso no ha sido inesperado. Incluso el presidente de EEUU, Joe Biden, anunció un día concreto, aunque luego se retrasó unos días más.

"Estaba cacareado en el mercado todo el tema de la invasión de Ucrania por Rusia", eso hizo que pillara a los inversores con grandes coberturas de derivados para minimizar el impacto en las carteras.

A lo que estamos asistiendo, tras las fuertes caídas del entorno del 20% en todos los índices a nivel global, es a un cierre de posiciones bajistas, señala el experto.

Los índices marcaron máximos a finales del año pasado y desde entonces han tenido un movimiento muy bajista en este 2022.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Lizán explica que después hemos visto un rebote técnico lógico a ese movimiento bajista y ahora ya estamos en las zonas clave, difíciles de superar, que serían los 4.550 puntos para el S&P 500 y los 3.950 - 4.000 puntos para el Euro Stoxx 50.

Además se esperan datos macroeconómicos más débiles del primer y segundo trimestre, "los datos que vamos a ver a partir de abril van a ser negativos".

También los resultados de las empresas van a mostrar la realidad de ese impacto.

El segundo trimestre va a ser turbulento. Por eso "nosotros aprovecharíamos para ir deshaciendo posiciones poco a poco", apunta el experto, que añade que lo más probable es que se vea un movimiento lateral y "en este entorno hay que aprovechar para reposicionar las carteras con más liquidez y menos expuestas".