La gestora del Santander acaba de poner en el mercado un nuevo fondo de reparto, el Santander generación. La directora de estrategia de la firma viene a contarnos las novedades de este vehículo.
 
Ana, ustedes han lanzado el fondo Santander generación, que es un fondo de reparto. Yo quería preguntarle cuando hablamos de repartos de dividendos, ¿cómo está la bolsa española si la comparamos con el resto de bolsas europeas?
En cuestión de rentabilidad por dividendo es una de las más atractivas, aunque este fondo no se va a fijar solo en bolsa española, sino que diversifica en Europa para encontrar fuentes de generación de cupones en la renta variable que puedan permitir ese reparto en el trimestre en el que toca.
 
¿El objetivo es la renta variable europea?
Es el objetivo, pero seleccionadas con el criterio fundamental, pero no único, de que tengan un reparto de dividendos efectivo, y es la misma filosofía que tiene uno de nuestros fondos emblemáticos, el Santander dividendo Europa. Es el mismo equipo y tenemos unos procesos de selección de valores muy sólidos y en base a ellos se va optimizar esa filosofía de encontrar acciones buenas y sólidas pero que repartan además dividendos consistentes.
 
Lo está comparando con el Santander dividendo Europa, pero si lo miramos con otros fondos mixtos del Santander, ¿cuáles serían las principales diferencias?
Este fondo tiene dos patas, la de renta fija y la de renta variable. La de renta variable es la que se va a gestionar por el mismo equipo  y la misma filosofía que el dividendo. La parte de renta fija se va a gestionar buscando maximizar cupones pasando unos criterios de filtro sólidos. Esa es la diferencia con otros fondos mixtos: la gestión va orientada a conseguir esa rentabilidad vía cupones y vía dividendos para que luego se la podamos entregar al partícipe con el reembolso trimestral.
 
¿Cuál sería el perfil tipo óptimo para este fondo?
Tenemos tres perfiles, uno más conservador repartiría el 1% anual, un 0,25% trimestral, otro perfil que repartiría el 2% y otro el 3%.
 
Evidentemente cuando vamos subiendo el reparto es porque estamos invirtiendo en activos que generan mayor rentabilidad y este es un mundo en el que la rentabilidad y el riesgo van unidos.
 
Una vez más es el estilo de Santander Asset Management que es perfilar el riesgo de sus clientes para invertir sin llevarte más sustos de los que el mercado te pueda dar.
 
¿Cuál es la principal ventaja que ofrecen los bancos de reparto en este entorno?
Más que una ventaja es una alternativa nueva. En este entorno en el que no nos queda más remedio que entender que, o asumes un poco de riesgo o no vas a encontrar remuneración para tus ahorros hay que proporcionarle al partícipe varias vías diferentes de entrada en los fondos mixtos.  Esta es una nueva filosofía que dice “si usted está más tranquilo recibiendo cada trimestre un 0,25% - o más, si eliges los otros perfiles- también tenemos a su disposición este fondo”.
 
La filosofía es un fondo mixto, la diferencia es que cada trimestre vas a percibir un reembolso. No es necesario que generes ese 0,25% para recibirlo.
 
¿Lo percibe cada trimestre?
El de acumulación no paga, están pensados para quienes no quieren percibir ese ingreso en cuenta y prefiere la forma tradicional.
 
La clase de reparto es reembolso obligatorio. El cliente sabe que elige que cada trimestre detraiga de su valor ese porcentaje.
 
¿Cuánto tiempo tiene que  estar invertida una persona que quiera participar del reparto de estos fondos?
Nada, no hay un periodo mínimo. En la fecha de pago trimestral, quien esté invertido en el fondo lo va a percibir.
 
¿Afecta este pago al valor liquidativo del fondo?
Claro, es lo mismo que un dividendo con una acción. Cuando una acción paga un dividendo ese día descuenta de su precio el dividendo. En este caso, solo la clase de reparto sí se verá afectado el valor liquidativo, el de acumulación no.