La fiscalidad actual de los ETFs permite que los que están cotizando en mercados europeos pero registrados en CNMV tengan tributación como fondos de inversión y no como acciones, como sí tributan los que se negocian en la bolsa española. Desde BME han solicitado que se traten ambos por igual desde un punto de vista fiscal: que no haya retención y, por tanto, haya traspasabilidad. Jorge Yzaguirre, director de mercado de BME visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablarnos de cómo se están preparando para esto. 
¿Cuál es el escenario general del mercado de ETF?

El producto está viviendo un momento muy brillante, sobre todo en EEUU, algo menos en Europa y bastante menos en España, como consecuencia del tema fiscal.

Sin embargo, el patrimonio mundial gestionado en ETF está alcanzando niveles récord. ¿A qué se debe?

A que es un producto muy interesante que combina el mejor de los mundos, el de la diversificación de la gestión pasiva replicando índices con la posibilidad de entrar y salir varias veces durante la sesión, el intradía que proporcionan los mercados electrónicos de acciones.

Supongo también porque tienen una mejor rentabilidad consecuencia, en muchas ocasiones, de la menor comisión...

Sí, tiene unas comisiones muy bajas y la rentabilidad de los índices además incorporan los dividendos con lo que los números están  saliendo muy positivos. El inversor está yendo cada  vez a estos productos siempre y cuando no existan fricciones como las que podemos tener con la fiscalidad.

En EEUU y Europa está evolucionando bien sin embargo, en España se ha resentido el volumen negociado en el mes de enero, con respecto a diciembre y enero de 2016. ¿A qué se debe?

La actividad del mercado en general enero sobre enero ha sido negativa y en los ETFs un poco más como consecuencia de la inseguridad que ha generado la consulta que se ha hecho sobre la fiscalidad de los ETFs que hace que la gente no tenga muy claro si habrá fiscalidad, si se podrán hacer traspasos…todo esto evidentemente no le viene bien al producto.

Esperamos que se pueda clarificar y sobre todo, que todos los ETFs en España  tengan la misma fiscalidad. Ya que no podemos pedir la misma fiscalidad a nivel Europeo, por lo menos en España los que vienen por Bolsa y los que no están listados por Bolsa, que por lo menos la tengan.

¿Tiene que ver en este descenso el hecho de que tengamos un sistema tan bancarizado al que no interesa comercializar este tipo de productos?

Los ETFs son un producto con comisiones bajas en el que a la gente le interesa y funciona muy bien el boca a boca pero no hay grandes promociones de ETFs en España o Europa. Es un producto que es bueno, sencillo y barato y que normalmente va creciendo. Tiene muchas posibilidades tanto para los inversores institucionales como para minoristas y es uno de los productos de los que más orgullosos nos encontramos.

Ha aparecido información en varios medios que los ETFs negociados fuera de España pero inscritos en CNMV tributan como fondos de inversión y no como acciones. ¿Han hecho ustedes una consulta a Tributos solicitando estas mismas condiciones?

En España los fondos tienen una característica que no tienen en Europa, que es la retención de las plusvalías. Esto hace que exista la figura de la traspasabilidad, que es la capacidad de pasar de un fondo a otro sin tener que pasar por Hacienda. Cuando en 2006 conseguimos que los ETFs fueran admitidos en la normativa española, tenían una diferencia con respecto a los fondos tradicionales: no tenían retención en la venta y, por  ello, tampoco tenían traspasabilidad. Eso para los ETFs listados en bolsa española.

La consulta lo que aclara es que un ETF Europeo listado en bolsa europea registrado en la CNMV española debe ser tratado como fondo de inversión, es decir, con traspasabilidad y retención. De tal manera que dos ETFs registrados en la CNMV tienen dos fiscalidades distintas según estén listados o no en Bolsa.  Cada forma tiene sus beneficios e inconvenientes pero lo que creemos es que todos los ETFs registrados en España deberían tener el mismo tratamiento y lo que nos gustaría es que tuvieran traspasabilidad y no tuvieran  retención, porque toda la información necesaria para Hacienda ya la tiene.

Nosotros comprendemos que hay cierta asimetría con los fondos tradicionales.  Hay otras dos posibilidades: quedarnos como estamos, siempre hablando de igualdad entre fondos listados y no listados – que no tuvieran retención ni traspasabilidad - o que tuvieran retención y traspasabilidad. El problema  de la primera opción es que se limita mucho la entrada de dinero en otros fondos de inversión y el problema del segundo, es que limita mucho la operativa del día a día en bolsa pues es complicado calcular cuál es la plusvalía de las  ventas y aplicar la retención.

Nuestra primera opción será  pedir que los ETFs tuvieran traspasabilidad y  no retención. Si esto no fuera posible, nuestra segunda mejor opción sería que tuvieran traspasabilidad y retención desarrollando un mecanimo para conseguir que las ventas en tiempo real las pudiéramos calcular en tiempo razonable.

¿En caso de que consigan su primera opción, se consideraría un producto de ahorro adquiriendo el diferimiento fiscal y traspasando de unos fondos a otros?

Sí, si eso funcionara, el ETF tendría un desarrollo importante en el mercado Español como ya lo tienen otros mercados.

¿Han valorado en cuándo podrían subir los flujos hacia los EFfs en caso de que aceptaran la consulta?

En esto entran las políticas comerciales de las gestoras y los jugadores que podrían entrar pero creo que ante una igualdad de condiciones, el ETF es un producto muy completo y que tiene el mejor de los mundos: diversificación y la flexibilidad en la compra de las acciones.

¿Tienen algún calendario estimado?

No, primero estamos  viendo internamente cómo somos capaces de resolver la problemática del tiempo real y posteriormente hablaremos con tributos. La situación actual no es agradable porque tenemos un asimetría que no es buena y no está ayudando en la contratación de los productos.