Ricardo Comín, director de ventas para Iberia y Latam de Vontobel, analiza las posibles consecuencias en la economía y los mercados que tendrá el Brexit. 

Theresa May  capitaneará la salida de Reino Unido de la UE. May se mostró en contra de abandonar la UE, por lo que, ¿cómo se podrían suceder las negociaciones con la UE?
El proceso será largo, de unos dos años y lo va a capitanear Theresa May, lo que creemos que es una buena noticia, pues se pronunció a favor de permancer en la UE, aunque también dicen que hubo argumentaciones en contra. May coaliga todo el Partido Conservador y creemos que el equipo que está construyendo, y no me refiero a Boris Johnson, puede ayudar a que las negociaciones vayan bien encaminadas.
 
¿Cómo puede afectar la salida que negocie May a los distintos mercados?
Esto no es un evento sistémico, no es un gran banco que quiebra y arrastra a otros bancos, esto es una decisión política y vamos a ver cómo afecta durante los próximos dos años a los mercados. Impactó primero a los bancos ingleses y parecía que su deuda podría sufrir, pero el banco central inglés ya ha dicho que les baja el core capital, por lo que facilita el repago de estos bancos.
 
Con el Brexit sobre la mesa, el BoE no se plantea ya subir tipos, todo lo contrario, ¿creen que podrían anunciar alguna medida de laxitud en la próxima reunión?
Podría ser, pero lo que ha hecho ahora tiene todo el sentido del mundo, pues en tres semanas no podía saber qué efectos tendrá el Brexit. Todo el mercado descuenta que en agosto pueda haber una bajada de tipos.
 
Si los tipos en Reino Unido cada vez van a ser más bajos, ¿la renta fija británica perderá atractivo?
En periodo de recorte de tipos, la renta fija funciona mejor y, como siempre decimos, al invertir en renta fija lo que hay que tener claro es cobrar el cupón y que te paguen al final. Si los bancos ingleses son capaces de pagar el cupón anual y hacer el pago final, no tendrá que sufrir. Sí es cierto que la viabilidad en los mercados secundarios podría verse afectada, pero la compra de un bono va a más largo plazo.
 
¿Dónde quedarán oportunidades en renta fija?
Creemos que la deuda subordinada inglesa está muy saneada y se lo han puesto más fácil con la reducción del core capita. También esto favorece a EEUU, que se va a fortalecer y que la subida de tipos se retrase, por lo que ponerse largo en el bono americano puede ser interesante. También apostamos por el BB y BBB en Europa. Estamos balanceando en carteras deuda financiera subordinada combinándola con deuda de consumo básico, que es menos arriesgada.
 
¿Dónde creen que se situarán los tipos en EEUU a final de año?
Nosotros pesábamos que habría dos o tres subidas de tipos este año, que no han sido por el miedo al parón de China y un mal dato de empleo. Sin embargo, ahora creemos que sí se podría dar una subida de tipos a finales de año. Por ahora nos hemos puesto más largos en la curva, cuando hasta ahora estábamos cortos.
 
La incertidumbre está bajando la rentabilidad de los bonos refugio, incluso tenemos al bono alemán a 5 años en el -0,55%, es decir, por debajo del -0,4% en el que está la facilidad de depósitos del BCE. Si esta tendencia continúa y la rentabilidad de muchos bonos se mete por debajo del -0,4%, el BCE se quedará sin deuda que comprar. ¿Qué medidas podría tomar el BCE, entonces?
Draghi ha animado la economía europea y tiene muy claro que va a seguir reanimándola, por lo que, si se le acaban las herramientas actuales, implementará otras. No podemos decir cuáles serán las siguientes, pero sí nos ha dado pistas; al principio dijo que no iba a comprar high yield y luego, con que una sola agencia considere una emisión no high yield, ya la puede comprar, cuando todo el mundo pensaba que sólo iba a comprar lo que por todas las agencias estuviera catalogado como investment grade. Nunca hay que descartar que en la apuesta radical de que crezca la economía europea lleve a cabo un “helicóptero financiero”, pero no lo creo. Tampoco veo factible que compre renta variable y, antes de hacerlo, lanzaría globos sonda para testear cómo le sentaría al mercado hacerlo.

¿Todos estos eventos están alimentando la supuesta “burbuja de renta fija”?
Las burbujas se producen cuando hay mucha oferta y no hay demanda, pero en renta fija hoy en día tiene que seguir habiendo demanda por regulación; las normas de solvencia obligan a aseguradoras, mutualidades e incluso planes de pensiones a comprar deuda por ratios de seguridad pues, quién compraría deuda negativa si no.

Por otro lado, crecen cada vez más los planes de pensiones, que tienen que seguir comprando renta fija.

Es verdad que la renta fija ha funcionado muy bien estos años y es lo que invita a pensar que hay una burbuja, pero mientras haya demanda es difícil que esa posible burbuja, en la que no creemos, explote.  
 
Pero es que gran parte de la demanda de deuda viene por los Bancos Centrales, pero el día que dejen de comprar, ¿estallará una bomba o no en la renta fija?
Puede ser, pero también se tenía miedo a esto en EEUU y allí no ha pasado gran cosa. Han sido capaces de modularlo allí, por qué no aquí.