Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4, analiza la situación de los mercados internacionales y las posibles implicaciones de focos de tensión en Irak, Ucrania y Argentina.

¿Cómo podrían afectar los problemas de liquidez del Ejecutivo Argentino a las empresas españolas presentes en el país?
No parece que esto vaya a tener un efecto inmediato. De momento Argentina tiene que pagar 1.000 millones de dólares y es posible que, si el resto del fondo que no acudieron al canje, soliciten las mismas condiciones, tenga que pagar 15.000 millones de dólares. En cualquier caso, no parece que se vaya a producir un default en Argentina inmediatamente.

¿Deberíamos abstenernos de momento de invertir en empresas españolas presentes allí?
En absoluto. El hecho de que Argentina esté teniendo problemas adicionales ahora no supone una novedad para las empresas españolas con intereses así. En cualquier caso, el precio que supone Argentina en sus cuentas de resultados se ha ido reduciendo estos años y la situación del país ya está descontada en las cuentas.

¿Qué lectura hace de las medidas anunciadas por el BCE?, ¿cree que estimularán el consumo y el mercado de crédito bancario?
Las medidas del BCE dejan de manifiesto que va a seguir habiendo liquidez en el mercado y los tipos de interés seguirán bajos durante mucho tiempo. Esto va a beneficiar a los resultados bancarios y es posible que parte se canalice a la economía real, pero nadie puede esperar que los préstamos a las empresas aumenten en el corto plazo. Esto lo que puede permitir es que la banca obtenga mayores beneficios y marginalmente aumente el crédito.
Al permanecer durante mucho tiempo los tipos bajos, los inversores tendrán que asumir riesgo si quieren rentabilidad.

La prima de riesgo y la rentabilidad del bono español a 10 años vuelven a subir. ¿Hemos visto el suelo ya?
Vuelven a subir desde niveles históricamente bajos. La rentabilidad de la última subasta de letras a 12 meses prácticamente está en el 0,38%, que es un mínimo histórico. Hay que ser realistas y los tipos de la deuda española actuales se deben a las medidas tomadas por el BCE.
Han caído los tipos de la deuda española y también de la alemana, pero no es previsible que los tipos de los bonos a 10 años vayan a caer mucho más. De hecho, es posible que el bono español y el alemán suban algo en rentabilidad.

¿Cómo pueden afectar los conflictos geopolíticos en Irak y Ucrania a los mercados y a la recuperación internacional?
El caso de Irak sí puede tener mayor relevancia si las cosas se tuercen allí por el efecto del encarecimiento del petróleo. En cualquier caso, habrá que esperar que no vaya a mayores y, si lo de Irak se convierte en un conflicto regional, sí tendrá efectos significativos sobre la economía.

Renta variable europea, estadounidense o japonesa, ¿en qué orden recomendaría estas bolsas?
A los precios actuales vemos más recorrido en la renta variable europea que en la norteamericana. La bolsa japonesa, por su parte, está muy condicionada por las medidas que pueda tomar adicionalmente el Banco de Japón que, en cualquier caso es aumentar de forma artificial las cotizaciones.

¿Por dónde pasan sus recomendaciones de inversión de cara al verano?
De cara al verano hay que recomendar prudencia, pues llevamos 6 meses de subidas prácticamente continuadas. La volatilidad está en niveles mínimos y cualquier hecho puede hacer que aumente y se produzcan oscilaciones en el mercado. Por ello, hay que ser prudentes en renta fija y variable de cara al verano.