Encaramos el segundo semestre del año para el que Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, cree que “será positivo” del mismo modo que espera que los mercados suban “aunque el camino sea difícil”. ¿El motivo? “Todavía no hemos dejado muchos problemas que tenemos encima: “seguimos dudando de cuándo veremos una recuperación, las cifras de paro crecen de forma escalofriante a lo largo del mundo y habrá que ver cómo las empresas podrán soportar esta situación tan complicada. Hoy por hoy todo le mundo traslada la recuperación hacia el año 2010 y 2011”, señala.

Los datos de paro en Estados Unidos se ha incrementado en 477 mil personas, una cifra que “puede seguir creciendo aunque depende del dinamismo de cada país”, explica Álvaro Blasco, director de Atlas Capital. “En Estados Unidos estamos viendo una destrucción de empleo muy fuerte pero su sistema de contrataciones es muy dinámico, donde los viernes te pagan y te dicen si tienes que volver el lunes o no”, apunta. Algo que este experto compara con Europa, “donde es más complicado ya que cuando contratas a alguien te comprometes a más”. Por ello, Blasco afirma que “el paro va a seguir siendo una lacra que va a crear problemas en el sector financiero”. Así este analista considera que “los bancos están soportando una carga de morosidad aunque en España estemos bien preparados, pero todo tiene un límite que se está viendo reducido a marchas forzadas”.

El Banco Central Europeo compra bonos garantizados de cédulas hipotecarias para aliviar la tensión en el mercado financiero, “una medida que ayuda” como asegura Blasco. Este experto recuerda que “lo más importante fue la subasta de dinero a un año con un tipo de interés altísimo para las entidades financieras”. Y ahora -continúa- “lo que estamos viendo es que las entidades pueden poner en marcha sus activos y hacer liquidez con ellos”. Una liquidez que no acaba de llegar al mercado ya que en muchas ocasiones se vuelve a recolocar en el propio BCE.

Comienza la temporada de resultados empresariales, unas cuentas que “se creen por encima de las expectativas,  concretamente en el sector financiero que, aun no siendo muy brillantes van a ser mejor de lo esperado”, como comenta Blasco. “Todo se debe a la fuerte actividad que ha habido de colocación de emisiones de renta fija y por el incremento en movimientos de renta variable”, señala. Sin embargo, Blasco cree que “habrá que evaluar cómo ha evolucionado la mora en los bancos comerciales”. En lo que respecta al sector inmobiliario americano, este analista prevé que “se presenten pequeños síntomas de mejoría en los resultados debido a la fuerte bajada del precio de la vivienda en Estados Unidos”. “Estos resultados menos malos se podrán extrapolar a Europa y puede ser el sostén de los mercados a lo largo del mes de julio”, comenta.

Unos resultados que “tampoco serán del todo malos en España aunque el sector constructor va a seguir sufriendo”, explica el director de Atlas Capital. Además, este experto hace referencia a que “casi todas las grandes compañías tienen su negocio muy diversificado ayudado por Latinoamérica por lo que los resultados deberían ser bastante aceptables”.

En lo que respecta a los niveles del Ibex 35, Blasco cree que podría retroceder a niveles de 8.800 puntos, “un buen soporte para el mercado”



" La nueva Vueling es una gran opción, está preparada para competir con cualquier  low cost del mundo"

Varias operaciones centran la atención de la jornada. Santander vende Banco de Venezuela y Repsol YPF pretende vender la parte de YPF, “algo que sería positivo para la petrolera”, según asegura Blasco. Para este analista, la petrolera “puede optar por otro tipo de búsqueda de reservas que poco a poco lo está consiguiendo con sus alianzas en Brasil y en otras zonas del planeta”. No obstante, “la operación de Banco Santander viene impuesta, por lo que no había elección sobre ella, aunque se haya podido cerrar mejor o peor”. “Creo que el Santander ha hecho todo lo posible por salir lo más airoso de la operación sobre todo a la hora de quitarse problemas en un futuro”, explica.

“No es bueno para ninguna compañía deshacerse de posiciones que ha ido adquiriendo en otros países pero en aquellos en los que no hay nada que discutir, lo mejor es salir cuando antes”. Así lo asegura Blasco quien considera que “lo que le ha pasado al Santander le puede pasar a BBVA, aunque es lógico que el banco no quiera deshacerse de esta participación”. En cualquier caso, para este experto “ambos bancos son los ganadores a nivel mundial” y en los que este analista estaría posicionado. “Si hace unos meses nadie tenía valor para recomendar entrar en ellos, ahora aprovecharía estos recortes para ir tomando posiciones y en caso de tenerlos en cartera los mantendría”.

Sin embargo, Blasco cree que Prisa “es un valor muy peligroso en estos momentos y en caso de querer entrar habría que hacerlo de cara a medio y largo plazo aunque el camino será complicado”.

La nueva Vueling comienza a operar este jueves tras la fusión con Clickair, una operación que se verá afectada “por el descenso del número de pasajeros en las diversas compañías por lo que le puede costar arrancar”. No obstante -continúa- “es una gran opción, se ha creado una compañía de primerísimo nivel preparada para competir con cualquier otra compañía de low cost pero esperaría a entrar en el valor”.

Recomendaciones

Desde Atlas Capital apostarían por compañías como Telefónica "ya que han subido poco en este rebote y en materia de dividendo es bastante interesante con la seguridad de que se cobrarán". Esperando quizá al recorte del mercado, este analista se centraría en Santander y BBVA que "podrían ser una buena opción del mismo modo que lo sería Laboratorios Rovi".

En cuando a la na nueva salida a bolsa de Zinkia (Pocoyó), Blasco cree que "es bastante interesante tanto por la penetración que está teniendo en España como por las nuevas series que pueden estar en proyecto o la difusión a nivel internacional". Y aunque "la colocación de las acciones va dirigida a inversores especializados y la inversión minima es de 50.000 euros, un valor que pocos inversores pueden soportar, es una buena inversión", finaliza.