“El escenario más probable es que la Troika desbloquee los 8.000 millones que Grecia necesita para no quebrar el próximo mes”, afirma Daniel Pingarrón, analista de IG Markets.

Además, Si esto pasa, “será un alivio para las bolsas pudiendo ver un rebote”.

Los mercados han reaccionado mal a la ‘Operación Twist’ porque “ha quedado en la parte más baja del rango de expectativas que tenían las bolsas y está dotada con 400.000 millones de dólares, lo que no es una cantidad excesiva en comparación a otras maniobras realizadas por la Fed”. Además, “los mercados esperaban un QEIII, que conllevaría compras netas y aumentar el balance de la Fed inyectando dólares en el sistema, mientras que la Operación Twist es un intercambio, deshaciendo deuda de corto y reinvirtiendo en largo equilibrando sus posiciones en el balance”.

Con respecto a la reestructuración de bancos en Europa, Pingarrón comenta que “el FMI, a través de Lagarde ya anunció que las necesidades de recapitalización de los bancos europeos ascenderían a 200.000 millones de euros, aunque la Comisión Europea se apresuró a negar esas medidas. Pero, si se llevar a cabo una recapitalización iría de la mano de la depreciación de deuda que la banca europea tiene en cartera de los países problemáticos, de manera que es pronto para establecer si va a ocurrir”. “Todo depende del destino de Grecia y de si recibe rescate pues, si es así, los mercados se distensionarán y no será necesaria la recapitalización”. Caso contario sería el de si Grecia lleva a cabo quitas en sus bonos, “porque entonces la banca francesa y alemana no tendría otro remedio que recapitalizarse”.

Con respecto a las emisiones de pagarés de Banco Santander y BBVA “está dentro de la Guerra del Pasivo pues, al tener cerrados los bancos los canales de financiación interbancaria, tienen que acudir al BCE o al público”. Si bien, el experto cree que “es una buena inversión ya que, acceder a la renta fija en este mercado es atractivo, pero los nominales son elevados para estas emisiones”.

“Seguramente veamos al Ibex 35 en mínimos de 2011”, avisa Pingarrón, “en el entorno de los 7.550 puntos a comienzos de la semana que viene a la espera de conocer noticias sobre Grecia, que es uno de los catalizadores de la tendencia”.

Al inversor le recomienda “estar cortos en el Ibex 35 y otros índices buscando los mínimos del año con stop loss mínimos y, dependiendo de las noticias que vengan de Grecia, se podrían abrir posiciones largas siempre con stops loss para evitar caídas mayores”.