Los mercados de renta fija están pasando ahora, al igual que el conjunto de los mercados globales, por lo que llamaríamos ‘la segunda fase’ de la crisis reciente. En la primer fase, los bancos centrales del mundo se vieron forzados a inyectar liquidez al sistema de forma masiva para salvar el mundo financiero de la quiebra, bajando a la vez los tipos de interés a mínimos históricos. En la segunda fase, en la cual entramos en 2010, los bancos centrales necesitan retirar parte de esa liquidez. Además, precisan absorber una enorme cantidad de endeudamiento que han tenido que asumir, lo que está teniendo un efecto pernicioso que estamos viendo reflejado en las subidas de las primas de riesgo de la deuda gubernamental.

¿Cuáles son las ideas en la cartera en este momento?


Los bancos centrales tuvieron éxito en 2008 y 2009 al permitir al mercado sentirse cómodo asumiendo riesgos. Ahora la clave está si es sensato tomar riesgos adicionales y cómo hacerlo. En Robeco empleamos mucho tiempo tratando de discernir qué partes de la economía, qué partes del mercado van a hacerlo mejor en el inicio de la recuperación. Una vez que ésta se consolide, no sentiremos más cómodos asumiendo más riesgos. Pero por el momento, nuestro enfoque sigue siendo muy conservador. Este es un mercado con alta aversión al riesgo, muy volátil. Cuando tomamos riesgos, medimos muy bien nuestras apuestas.

¿Qué opina de las economías de Grecia, Portugal, y España?


Grecia ha sido un tema muy importante estos días. Hay diferentes escuelas de opinión sobre si Grecia tendrá que suspender pagos o no. Nosotros no pensamos que la quiebra sea una opción. Pensamos que hay altas posibilidades de un rescate por parte de la UE y/o la FMI, aunque las cosas pueden empeorar algo más antes de que la situación mejore. En resumen, no pensamos que sea del interés del resto de los países dejar a Grecia en la estacada.

¿Piensa que España puede llegar a salir de la Unión Europea?

Como he señalado en el caso griego, el español, dado su mayor tamaño, tiene todavía menos posibilidades de abandonar el UE. No pensamos que España esté en peligro.

Sobre la deuda ¿habrá muchas emisiones?


Me imagino que habrá mucha emisión en el mercado de bonos corporativos. En 2009, vimos emisiones record por parte del mercado corporativo. Las necesidades de corporaciones, particularmente en Europa y en los EEUU, son menores que el año pasado. Me imagino que las emisiones serán menores, pero aún así habrá bastante papel.

¿Cuáles son las expectativas de rentabilidad de su fondo para este año?

El objetivo del fondo es ganar un retorno de la tasa de liquidez, en este caso la EONIA (la tasa overnight), más 250-300 puntos básicos (2,5%-3,0%). En 2009, conseguimos mucho más de eso, 353 pbs (3,53%). Según los mercados empiezan a estabilizarse y la volatilidad disminuye, ese tipo de rentabilidad se hace un poco más difícil de lograr. Lo que anticiparíamos en este tipo de cartera de renta fija es tener retornos estables, lo que llamamos “coupon clipping” o simplemente recibiendo los cupones de la renta fija. Pensamos que seremos capaces de lograr nuestro objetivo de 2,5%-3,0%, pero no creo que las oportunidades sigan existiendo al 4%.

¿Y sobre la volatilidad?

Volatilidad ha estado bajando de forma consistente, por lo menos en las últimas seis semanas. Obviamente, con los recientes temores sobre la deuda soberana como la griega la volatilidad ha repuntado. Pero no solo miramos una medida de volatilidad, analizamos todos los tipos diferentes de activos de inversión. Esto es un fondo de distribución de activos. Cuando la volatilidad no es atractiva en un activo, podemos mirar a otros. En general, pensamos que la volatilidad en general va a bajar en 2010.

Respecto a los mercados de renta variable, hemos visto cómo han estado cayendo hace dos semanas. ¿Cuál es su opinión sobre este movimiento y las influencias?

Aunque no soy gestor del mercado de renta variable, no por ello dejo de tener mi opinión. Los mercados, en general, son motivados por el miedo y la codicia, y ahora hay miedo en el agua. Con lo que está pasando en Grecia en particular y en algunos de los otros periféricos países como Portugal y España, hay mucho miedo. Principalmente por eso los mercados de renta variable están bajando. Cuando, si el tema de Grecia se resuelva satisfactoriamente, los mercados recuperarán rápidamente.

¿La valoración del euro para este mes?

En las últimas semanas el euro se ha depreciando paulatinamente contra el dólar norteamericano, principalmente porque todo el mundo cree que, como yo, que la UE tiene que actuar y hacer algo para ayudar a Grecia. Si eso sucede, es obvio que va a debilitar el valor del euro porque de repente el euro no es tan fuerte que pensaba. Las reglas estrictas que lo gobernaban ya no funcionan. Este es el problema del ‘riesgo moral’. Cuando rescatas a alguien, de repente tu credibilidad se ve afectada. Dicho esto, los otros factores del mercado harán que el euro no se deprecie de forma significativa.







¿En qué se diferencia su fondo del resto de sus competidores, especialmente en lo que concierne a la liquidez y transparencia?

Hemos podido aprender de los errores cometidos en el pasado por los fondos de retorno absoluto.

Primero, nuestro fondo se basa en activos extremadamente líquidos que nos diferencia de la mayoría de fondos absolutos, que no disponen de estos activos. No es muy infrecuente que los gestores se olviden de la necesidades de liquidez, volviendo a activos poco líquidos, lo que en momentos de tensión, como hemos visto en las pasadas seis semanas, puede pasar factura. Uno de los aspectos únicos de nuestro fondo es que garantiza liquidez al día siguiente, algo clave que hemos aprendido del pasado.

Segundo, había unas incidencias, no necesariamente de los fondos de retorno absoluto, pero sí muchos momentos de tipo ‘Bernie Madoff’ que nuestros clientes nos han comentado. “Queremos más transparencia en el fondo. Queremos saber que estás haciendo y el porqué. Queremos saber que no estás trabajando en una caja negra que no podemos ver.” Aprendiendo de esta información, hemos hecho un gran esfuerzo para construir un sistema de información en vivo que nuestros clientes pueden comprender, y ver en cualquier momento que estamos haciendo, y por qué lo estamos haciendo, y por qué hacemos los cambios que hacemos. En dos palabras: total transparencia.