¿Cómo ha cerrado 2021 Endurance Motive? ¿Cuáles han sido sus principales hitos?

El año pasado cerramos en 4,7 millones de euros, duplicando la cifra del ejercicio anterior y se explica por el crecimiento del sector. El sector de la movilidad eléctrica está creciendo muchísimo y nosotros lo que hicimos desde el principio es tratar de estar en esa ola de crecimiento. Los principales hitos de 2021 fueron generar esa estructura empresarial que nos va a llevar a hacer unas cifras de negocio cada año mayor. También empezamos a trabajar en el sector naval, cuando veníamos de hacer mucho en el sector industrial. Y sobre todo empezamos a trabajar en Francia, que este año está dando muy buen resultado, fue el primer país al que pudimos salir y queremos copiar ese buen resultado en Italia, Alemania y Reino Unido. Y ya por último el 8 de julio salimos a bolsa a través de BME Growth.

¿Cuáles han sido las claves para obtener unos resultados tan positivos en un año todavía inestable?

Hemos planificado mucho lo que teníamos que ir haciendo. Si que es verdad que nuestro componente más importante en las baterías son las celdas de litio, y este producto todavía solo se puede traer de China y de Corea, pero nosotros teníamos unos acuerdos ya cerrados con tres fabricantes y no hemos tenido problemas por ahí. Hemos tenido algún problema en la electrónica pero lo hemos podido solventar. Las carcasas, el acero, es tal vez donde más variabilidad ha podido haber. Pero hemos podido sortear todo y generar una estructura para seguir creciendo, que es lo más complicado.

Durante las primeras semanas de 2022, los pedidos de Endurance Motive llegaron a los tres millones de euros. ¿Cómo está siendo esta recuperación en la demanda?

En el sector en el que estamos ahora principalmente que es la parte de la tracción industrial, todas las carretillas, paletas, la intralogísitica... Hace años que se descubrió el litio iba a desplazar al plomo, y estamos viendo que la curva es exponencial, es decir, ha ido entrando poco a poco, se ha ido desplazando a las baterías de plomo antiguas con muchos problemas, pero no había otra alternativa, era esta. Aquí está ocurriendo lo mismo. Los que estamos en el sector, que nos somos demasiadas empresas, estamos viendo como mes a mes está entrando de forma exponencial el número de pedidos. Hace unas semanas publicamos que ya estábamos en 4,6 millones de euros en pedidos, una cifra que coincidía los 4,6 millones que facturamos justo el año pasado y este ejercicio lo hemos conseguido a primeros de mayo. Es un momento en el que todas las empresas ya han descubierto que sus vehículos de intralogística funcionan mejor con litio y es un hecho que mes a mes vamos a ir recibiendo cada día más pedidos.

¿Cómo esperan que siga avanzando la demanda en los próximos meses?

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Lighthouse publicó unas previsiones acerca de nosotros hablando de cerca de duplicar la facturación y estamos convencidos que así va a ser como mínimo. Las previsiones que vemos ya no es solo que podamos duplicar sino además que nos incorporemos en otros sectores y podamos avanzar en el sector naval y de la última milla o motos eléctricas donde también estamos preparando muchos proyectos. 

¿Cómo está afectando el conflicto geopolítico al sector? ¿Y a la compañía?

Sí que hay una crisis de suministro, pero más que por la guerra de Ucrania por la crisis que ya existía tras la pandemia, y lo que estamos haciendo siempre es buscar alternativas, en la parte electrónica hay cargadores de baterías que también suministramos nosotros. Ahora tienes que tener más alternativas, tienes que hacer compras con mucha antelación, provisionar mucho material... La buena noticia es que la parte de celdas de litio no está siendo afectada, las planificaciones que había y hay de cara a la entrada del coche eléctrico son tan altas que hay muchas fábricas generando muchas celdas y en ese sentido nosotros no hemos sufrido, aunque sí que es verdad que tienes que hacer las cosas con mucha más antelación y cuidado.

En cuanto al plan de expansión internacional de Endurance... ¿cómo está evolucionando? ¿Qué planes tienen para el año?

De los tres sectores que estamos, en el que más fuerte estamos trabajando y crecimiento vemos que va a tener en los próximos 2-4 años es el de industrial, que al final estamos trabajando a través de concesionarios de estas máquinas. Como aquí en España fue muy bien, replicar el modelo de venta en otros países no es muy complicado, no supone costes muy altos a nivel comercial, y empezamos hace 10-12 meses en Francia y de los 4,6 millones de pedidos que hemos alcanzado cerca de 800.000 euros vienen de Francia. Lo que vamos a hacer es replicar el modelo, la parte industrial, en Italia donde ya tenemos un equipo trabajando en la parte comercial, y también en Alemania y Reino Unido. Es un esfuerzo comercial que compensa mucho porque al final el cliente es el concesionario y el concesionario de estas máquinas puede tener entre 500 y 3.000 máquinas cada uno y además son clientes muy recurrentes. A nivel naval y urban, tenemos que ver también para ir entrando con fuerza.

Desde el lado bursátil, parece que la acción está siendo algo irregular en los últimos meses, ¿a qué creen que se debe?

Parte de ello viene porque toda la bolsa ha sufrido mucho con las últimas noticias de la guerra, las cadenas de suministros... todos esos temas no vienen nada bien al inversor. Pero sobre todo también en diciembre comenzamos una línea de equitiy line, de financiación, y tal vez esa línea no ha sido bien entendida, de hecho no tenemos idea de utilizarla más, y quizás esa parte ha sido la que ha hecho que algún accionista esperara a que termináramos de usarla. Abogamos por crear capital y futuras ampliaciones necesarias para el futuro de la compañía, algo que creemos volverá a hacer crecer a la acción. Pero al final lo importante es que sigan creciendo muchos los pedidos; recientemente hemos estado en Navalia donde hemos hemos presentando una nueva batería con unns condiciones técnicas muy interesantes para el sector naval y ya estamos recibiendo los primeros pedidos, algo que muestra la confianza de los clientes.