Juan Enrique Cadiñados, director en España de Admirall Markets, analiza la situación de los mercados ante la situación de tensión comercial con la imposición de aranceles cruzados por parte de EEUU y sus socios. Asimismo, valorando la bolsa española, apunta a que la tendencia de Melía sigue siendo alcista, por lo que aguantaría la posición, más ahora que "viene el periodo vacacional que le favorece a este tipo de empresas".

La situación arancelaria no es calmada aun, es más la relajación que viene por parte de Alemania y esto a la renta variable europea le puede beneficiar, en concreto a España por el lastre del sector financiero. Ciertos brotes positivos y negativos por la batalla entre China y Estados Unidos que no beneficia a ninguna de las dos partes pero los egos son difíciles de manejar.

Hoy el volumen de contratación disminuirá por el Día de la Independencia y veremos con qué ánimos y fuerzas entra la renta variable que será un final de año interesante, quedan 4 meses sin contar el verano que son interesantes.

En el corto plazo si considera la toma de posiciones. Los aranceles pueden lastrar mucho las opciones de renta variable. Veremos también cómo afecta el tema político. En el corto plazo, puede ser una buena opción, en el medio plazo no me lo plantearía, al menos hasta ver un panorama más calmado.

En cuanto a posibilidad de ver algún boom creo que no veamos uno como el que vimos, pero es posible que veamos alguna no creo que entremos en una burbuja inmobiliaria pero espero que no seamos tan tontos. Las cifras están demasiado elevadas y puede que la burbuja venga en cuanto a la deuda porque España sigue acumulando y tenemos problemas para hacerla frente para el corto y medio plazo y hay que tener cuidado.

Pero más allá de una burbuja de deuda no creo que la tengamos, se especula mucho sobre las criptomonedas, pero no creo que se produzca. No veo ninguna burbuja en el aire pero podría venir por la deuda sobre todo para la parte financiera pero no creo que se produzca.

Mapfre y Enagás

Son perfiles conservadores, en este caso más Mapfre que Enagás. La situación de Enagás pasa por un buen momento y Mapfre se puede ver lastrada por la situación de arrastre del sector financiero. Los castigos de las últimas semanas le dejan en un escenario propicio para ver una recuperación. Enagás tiene recorrido para el medio y largo plazo y en el corto plazo la recuperación de Mapfre puede ser más interesante. Enagás pasaría por el aguante de los 24 euros por la parte de abajo y ver la posible superación de resistencias en el corto plazo le costaría, la sobrecompra hacia esos 25 e es complicada.

Sacyr y Meliá

Sacyr es una compañía que a lo largo de todo el año ha tenido dudas, ha reflejado incertidumbre en el entorno de los 2 euros y personalmente la clave pasaría por el aguante de los 2,25 y no debería tener problemas si el mercado en general acompaña a la situación, por lo tanto aguantaría posiciones. En el caso de Meliá la tendencia en medio plazo sigue siendo alcista desde febrero, alcanzaba niveles de 10,80 y volvía a intentar superar niveles llegando por encima de 12,50 hay cierta apatía en el volumen de contratación pero sigue siendo buena, por eso aguantaría porque viene el periodo vacacional que le favorece a este tipo de empresas.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete

 

Telefónica

Yo mantendría y eso que siempre he sido pesimista con la compañía porque por la liquidez obtenida por los movimientos corporativos no ha sido reutilizada en inversiones a corto plazo y esto lastra las posibilidades de ver recuperaciones. No creo que tenga problemas para atacar 7.60 y 7.50 son importantes y a ver si a cierre consigue aguantar. Pondría un stop dinámico porque a medida que el precio sube el stop sube con él, pero no baja.

Iberdrola

En el caso de incrementar no lo veo hasta que no supere 6,80 porque es un importante nivel de resistencia en  el corto plazo, es clara la tendencia alcista en el corto y medio plazo. Tiene una resistencia importante en 6,80 con dinero vendedor y esto le deja un escenario con cierta incertidumbre, la tendencia es alcista pero personalmente no acumularía y desharía si no consigue superar 6,80.

Dax

La situación para el Dax no es la mejor, igual que para el resto de bolsas europeas. No está celebrando muy bien su 30 cumpleaños. Si consiguiera recuperar la zona de los 12.350. La renta variable europea se podría ver beneficiada de la relajación de la tensión en Alemania. Mientras que no supere los 12.350, el objetivo es atacar la zona de mínimos de junio.

Declaraciones en Radio Intereconomía