Hay que tener la cautela como referencia a la hora de invertir en fondos de inversión. José María Luna, director de análisis de Profim EAFI reconoce que la seducción hoy en día viene por la palabra seguridad y garantía, no vendrá por seguridad. De ahí que la moda sean los garantizados.
 

Un reciente estudio de IESE hablaba de que en los últimos quince años, la rentabilidad media de los fondos de inversión era inferior a la de la deuda pública o el Ibex35. ¿cómo valora este dato?
Analizando el dato como tal es sonrojante y es motivo de reflexión. Pero cuando uno se adentra y analiza el estudio comprueba que el estudio está hecho sobre una muestra de fondos con quince años de historia, cuando no había ni la cuarta parte de fondos comercializados en España, con lo que está discriminando una enorme base de fondos de inversión que probablemente lo hubieran hecho muy bien con quince años de historia. Estamos hablando de fondos de gestoras nacionales con esta historia, y  fondos de inversión hay un pequeño grupo de productos que han conseguido batirlo. Claros ejemplos como Bestinver, Metagestión, fondos de gestión muy activa.  Dentro de este contexto pongamos este dato pero si lo extrapolamos a la actualidad hay una realidad: si uno coge productos de moda, en muchos casos nos sorprendemos de que no es capaz ni de batir a unos índices de renta fija ni a los de renta variable.  Y pasamos de productos estrella a productos estrellados. Es un excelente producto, hay verdaderos talentos pero la clave está en separar la venta del asesoramiento y en este último hay una parte de análisis que consta en detectar los mejores fondos…

Analizando los datos de febrero, los datos mixtos y de renta variable son los que han sufrido una mayor salida de patrimonio. ¿Se debe a la caída de los mercados o hay algo más detrás?
La inestabilidad de los mercados financieros  ha pesado  y eso evidentemente era llover sobre mejorado porque desde mayo-abril ya veíamos algunas categorías que estaban sufriendo. El hecho de iniciar un año malo, ha hecho que muchos ahorradores hayan desplazado exposición de riesgo en sus carteras para busca productos refugio. Pero también se dan los productos estrella: lo que se vendía el año pasado eran fondos mixtos, planes de pensiones mixtos que se vendían porque muchos ahorradores venían del depósito y garantizados. Muchos de estos ahorradores un año después han visto cómo estos fondos han perdido dinero.  Hay que tener cuidado con los productos de moda y hoy son los garantizados. De nuevo la seducción viene por la palabra seguridad y garantía, no vendrá por la palabra rentabilidad.

La renta fija era el activo que más suscripciones captó en febrero. ¿Están buscando los inversores refugio?
La volatilidad es la que empuja a muchos ahorradores a asumir menos riesgo del que estaban asumiendo en este momento. Hay que tener en cuenta dos cosas muy importantes, el inversor medio español tiene un perfil de riesgo a caballo entre conservador y moderado. La persona que ha entrado en fondos de inversión son de dos categorías: los que saben las bondades de los fondos de inversión y a la hora de diversificar puede tener inversiones directas pero también opta por el fondo de inversión y que por un escenario de mayor volatilidad ha reducido el riesgo y se ha quedado en liquidez a través de fondos de inversión monetarios o fondos de renta fija a la expectativa de que se fueran rompiendo soportes importantes.  Pero también hay muchos partícipes en los que los fondos de inversión son algo nuevo, que vienen del depósito y como este no les daba rentabilidad han sido empujados a ese producto sin hacerles un estudio previo de información y formación. No se puede recomendar a alguien que vaya a un fondo de inversión, mixto  o de bolsa sin saber lo que está comprando.

¿Dónde están ahora mismo sus recomendaciones?
Nosotros estamos en un mundo entre dos monstruos – crecimiento económico menor y más endeudado –  y tenemos que atravesarlo con lo que la base para el inversor conservador tiene que ser la precaución y la cautela.  Esto se puede materializar en fondos monetarios euros que están muy baratos: Renta 4 Monetario, que lleva una rentabilidad del 0,07%.  Renta fija de corto y medio plazo europea, Pictet Securité pero también productos de deuda corporativa bien gestionados que han sufrido a comienzos del ejercicio pero que, con el manguerazo del BCe, se pueden ver  beneficiados. Fondos de  retorno absoluto ligados a bolsa, hay productos en los que se pueden entrar como NCA Invest Miuri de Natixis. Se nos ha cerrado el Schroders European Alpha.

En mixtos sí pero que aporten valor como el BNY Mellon Global Real Return o el Nordea Stable Return, con un +2% cuando muchos índices están en terreno negativo. El mixto de Banca March, defensivo o el Sicomore Partners que tiene parte en cash y parte en equity  que la pueden dejar incluso a cero. Hay un amplio abanico de soluciones para el actual escenario. Por supuesto también renta variable porque más allá de la macro está la micro y hay compañías que en este escenario están obteniendo resultados interesantes, como aquellos vinculados a la demanda interna y los que sean capaces de mantener el dividendo.