Patricia de Arriaga, directora general de Pictet AM, habla de lo interesante que es invertir en la temática de la salud y dónde se encuentran las oportunidades en este segmento en la actualidad. 
 
El sector de la salud cada vez es más grande y su peso en el PIB mundial es mayor. ¿Ven en esta industria una oportunidad de inversión importante de cara a la inversión en los próximos años?

Creo que sí. Pensamos que invertir en salud siempre es beneficioso para todos. Desde el punto de vista de inversión financiera creemos que la salud preocupa a todo el mundo, a todos los gobiernos, y se están desarrollando programas muy interesantes que generan de alguna manera oportunidades de inversión muy interesantes porque estamos en una sociedad que envejece y eso crea oportunidades muy importantes de cara a la búsqueda de fármacos que solucionen enfermedades y a todo lo que es la innovación dentro del sector de la tecnología que también se ve afectada por la innovación. Fundamentalmente porque el crecimiento en gasto sanitario es superior al crecimiento de la población. Por tanto se crea un desgaste, un agujero, que los gobiernos actualmente no pueden cubrir. Así, todo lo que es el desarrollo a nivel empresas de soluciones para fabricar medicamentos, innovación, y cubrir ese gap de financiación que pasa al inversor particular a través de modelos más enfocados sanitarios, creemos que son oportunidades que pueden verse reflejadas en una inversión a medio y largo plazo con grandes retornos.

Uno de los segmentos que también hemos visto evolucionar positivamente dentro del sector de la salud son las farmacéuticas y las biotecnológicas. ¿Apuestan también por este tipo de compañías?

Las farmacéuticas así como las biotecnológicas forman parte de la temática health, de salud. Como sabe Pictet es muy experto en temáticas y una de ellas está enfocada en la salud. Las farmacéuticas tradicionales están aprovechando ese crecimiento poblacional y demográfico, para dar innovación en producción de fármacos. Las grandes farmacéuticas están comprando otras más pequeñas, que están básicamente dentro del terreno de la biotecnología. ¿Por qué es interesante la biotecnología? Porque realmente todavía hay enfermedades que no tienen cura. Todo lo que es la innovación a resolver esas enfermedades importantes. ¿En qué campos? Nosotros donde ponemos los ojos de cara a oportunidades de inversión es toda la innovación farmacológica, a nivel biotecnológico, en todo lo que es la secuencia de ADN. El conocer el ADN de cada uno va a permitir la lectura, el tener un conocimiento mucho más personal de la evolución futura de enfermedades y por tanto poderlas diagnosticar con tiempo. Del gasto sanitario una parte importantísima va en curación de enfermedades que ya están desarrolladas y en el servicio hospitalario. Con lo cual si ese 85% pudiera detectarse con antelación realmente se ahorraría mucho dinero en el mundo. Eso es una solución de valor añadido y que crearía soluciones a medida para ese enfermo.

Otro tema de innovación que estamos viendo a nivel biotecnológico es en todo lo que es la activación del sector inmunológico. Eso es importante sobre todo en tratamientos de cáncer. Hay cánceres que ya están muy avanzados pero hay otros que todavía suponen un reto de cara a la sanación de esos pacientes. Activar el sistema inmunológico es importante, porque de alguna manera si el sistema inmunológica detecta las células cancerígenas podemos inocular algo que las combata y por tanto que no se desarrolle. Ahí tenemos grandes farmacéuticas. Tenemos a Celgene, que es una farmacéutica de gran capitalización que de alguna manera es líder en tratamientos oncológicos. En todo lo que es activación del sistema inmunológico tenemos a Merck.

Otra de las tendencias es el aumento de la obesidad en países emergentes. Viendo estos datos, ¿hay que aumentar exposición a emergentes?

Uno de los terceros motores son los mercados emergentes. Hay un desarrollo diferente en cuanto a capitalismos incipientes y desarrollo de clases medias. Curiosamente lo que estamos observando, a través de nuestros indicadores, es el desarrollo de la obesidad. Curiosamente 8 de los 10 emergentes tienen este problema. En esa emergencia de clases medias adoptan pautas de consumo similares a los países avanzados. En la India por ejemplo, que ahora se dan casos enormes de diabetes. En el segmento de genéricos ya hay medicamentos que combaten la diabetes y sino una innovación de cara a que un diabético tenga una mejor calidad de vida.

También dentro de este sector vemos concentración empresarial. Ha habido fusiones y adquisiciones. Se espera que las haya de aquí al futuro. ¿Cómo podemos aprovecharnos de esta evolución en la que puede haber más fusiones?

Invertir en Pictet Health por ejemplo. Este fondo se nutre también de esta posibilidad. Seleccionamos a las compañías que van a ser líderes y que estratégicamente van a estar en una dinámica de comprar otras compañías menores. Tenemos de todo en el fondo: grandes farmacéuticas y compañías más pequeñas. Esa dinámica de grandes compañías farmacéuticas comprando otras más pequeñas que tienen productos en desarrollo. Por tanto las grandes fusiones van a estar en la dinámica del fondo en los próximos años porque independientemente que ha sido muy alta en los últimos años, todo lo que es la innovación en enfermedades raras, alzheimer, inmunocología o oncología, va a llevar a que empresas más pequeñas sean compradas por grandes.

Una de las alternativas es Pictet Health para aprovecharse de estas tendencias. ¿Cuál ha sido la evolución aproximada que ha tenido el fondo y qué esperan para los años que están por venir?

Pictet Health en los últimos cinco años ha tenido un rendimiento medio de en torno al 20% anualizado. Con un crecimiento de los beneficios por acción de las compañías que tenemos en la cartera, porque tenemos una apuesta muy concentrada, entre un 10% y un 24%. Es complicado esperar lo mismo, pero sí podríamos estar, independientemente de que la salud es un tema defensivo per sé, en el dígito alto en los próximos cinco años con crecimientos medios del beneficio en torno al 8% y 10% sin lugar a dudas.