En EEUU estamos pendiente de que se llegue a un acuerdo para evitar el Fiscal Cliff antes de final de año. Si hay acuerdo, pensamos que la economía de EEUU crecerá en el primer trimestre alrededor del 1,5% para que al final del año crezca cerca del 3%.


En este mercado, la renta variable lo ha hecho bien en los últimos años. A las compañías les cuesta ya batir las expectativas de beneficios, por lo que no esperamos grandes sorpresas al alza, por lo que la RV americana deja de ser uno de nuestros activos estratégicos. Es decir, es uno de los activos menos atractivos actualmente. Con respecto a la RF corporativa americana, hemos visto que la de grado de inversión lo ha hecho bien, por lo que creemos que ahora el interés irá hacia otros activos de mayor riesgo como la RF corporativa High Yield.

En Europa, desde un punto de vista político, estamos viendo que se están dando pasos, lentos, pero se está avanzando, hacia la unión bancaria y las reformas de los países con desapalancamiento. Esto se refleja en la bajada de las primas de riesgo. No obstante, aún hay incertidumbres, como las elecciones de Italia, que Francia no está cumpliendo con los objetivos marcados o que algunos países no crezcan a los niveles esperados. Por ello, en 2013 esperamos que Europa tenga un crecimiento leve.
En el mercado, nos gusta la renta variable europea y empezamos a cambiar nuestro sesgo de inversión de compañías defensivas hacia compañías más cíclicas. Nos gustan las compañías netamente exportadoras, que han estado deprimidas y, por ende, pueden tener margen de mejora. En RF europea no vemos atractivo, sólo en High Yield.

China ha confirmado su objetivo para 2013 en el 7,5% con una inflación cercana al 3%, la más baja de los últimos años, por lo que el crecimiento es sostenido y saludable. Creemos que la parte asiática está creciendo a niveles muy superiores al resto del mundo y no vemos recalentamiento de las economías, que era uno de los principales miedos.

En el mercado de materias primas esperamos que sigan subiendo, a excepción del petróleo. En el caso del Brent, esperamos que el precio del barril se mantenga entre loas 100-110 dólares. El oro se ha beneficiado de todos los QE y las políticas monetarias de los bancos centrales, por lo que creemos que en 2 años llegará a los 3.000 dólares la onza de oro, no obstante, no creemos que sirva ya de activo refugio.

Últimamente se ha comenzado a hablar de burbuja en la renta fija. Nosotros creemos que sigue teniendo potencial, como en la RF corporativa emergente, RF High Yield europeos y americanos y fondos de bonos High Yield de duración corta, por lo que tienen menos volatilidad y más atractivo frente al grado de inversión. No obstante, cada vez vamos apostando más por la renta variable, especialmente la zona euro, que se verá beneficiada por la recuperación.

En los próximos años aquel tenedor de bono alemán tiene más riesgo de perder que de preservar su capital. No creemos que los bonos germanos sean activos atractivos y, en cambio, sí creemos que debemos tomar más riesgo. Hay que asumir más riesgo para obtener algo de rentabilidad.
¿Busca seguridad? Hay pocos activos que den seguridad. Una alternativa para aquellos que quieran asumir menos volatilidad podemos recomendarles bonos High Yield de duración corta.