El CEO de Finizens, Giorgio Semenzato y Felipe Moreno, director de desarrollo de negocio, abordan en esta entrevista algunas claves de la gestión pasiva, y apuntan que nueve de los diez mayores fondos de EEUU, de los más vendidos, son indexados.

Cada vez hay más gente que se están planteando la opción de pasarse a la  inversión pasiva. Quizá sea más complementar. Os han invitado para hablar en la casa del value para hablar de inversión pasiva. ¿Por qué?

Felipe Moreno: No creo que hubiera que hacer las paces porque la gestión activa y pasiva llevan conviviendo muchos años en EEUU. En España es verdad que nos ha llegado tarde esa ola de la gestión activa. Y la gestión pasiva está comiéndose el terreno de los gestores que injustificadamente gestionan cartera a largo plazo sin aportar valor a sus clientes. No es una lucha que algunos medios podían ver como gestión pasiva vs gestión activa. Creemos que son complementos perfectos. Al final eso depende del perfil de los inversores. Hay inversores que tienen todo su patrimonio y que son clientes de Finizens y de otras entidades bajo gestión pasiva y hay otros que complementan con un 50% en cada una de las estrategias o van buscando ese valor en diferentes modelos o sistemas de inversión.

Hay un estudio de S&P que está poniendo de manifiesto que solo el 1% de los fondos en Europa logran batir a su índice.

Giorgio Semenzato: ese estudio que comentas, y basado en las últimas cifras de 2018, solo el 1,07% de los gestores activos en Europa han conseguido batir a su índice de renta variable global. Es decir, uno de 100. Eso es un dato empírico del mercado, a lo largo de los últimos 10 años, un plazo suficientemente largo para que no pueda haber engaños. Cada gestor puede acertar un año y equivocarse en otro. Pero lo importante es la consistencia de los retornos, sobre todo para los inversores de largo plazo. Hilando con la pregunta de que si la gestión activa y la pasiva conviven, la gestión activa y la pasiva son perfectamente compatibles. Ahora bien, la gestión pasiva no es compatible con la gestión activa cara y mala. Aquella gestión activa que es totalmente negativa para el inversor porque al final no consigue ofrecer rentabilidades, ni siquiera superior a la inflación pero mientras tanto cobra jugosas comisiones. Y este dato demuestra que la gestión activa cara y mala no es un 1% sino un 99%. La gestión pasiva es un reemplazo perfecto para la gestión típicamente productos vendidos históricamente a través de redes de distribución tradicional, como puede ser productos bancarios que sabemos que sufren de conflicto de interés clarísimo y que la gestión pasiva llega a subsanar. Con lo cual es una estupenda noticia para el inversor español. En EEUU llevan décadas beneficiándose de productos de gestión pasiva indexado muy optimizando y accesible para todos. En España, nosotros desde Finizens llegamos a traer esa tendencia imparable a nivel mundial y que es altamente beneficiosa para el patrimonio de los inversores españoles.

Hay un gráfico por ahí que habla de la inversión pasiva, de la rentabilidad, comparándose también con la media del Ibex 35 en el histórico, y también con la media general. Y es un poco demoledor también para los profesionales. ¿También les obligará a ponerse las pilas? ¿Qué cara ponen cuando ven gráficos como este?

F.M : Son muchos factores los que a un inversor y a un gestor le pueden influir a la hora de tomar decisiones. Nosotros hemos analizado 15 años de evolución del mercado español, para ver la evolución del Ibex 35, su principal índice de referencia. Y lo hemos comparado con una estrategia a 5 años de nuestra cartera modelo, la cartera cinco de Finizens, donde vemos que nuestra cartera cinco si la proyectásemos hacia el pasado y cogiéramos esos mismos fondos de inversión y los hubiéramos comprado hace quince años, qué rentabilidad habían arrojado al inversor. Sin hacer nada, simplemente manteniendo esos fondos y con el rebalanceo que ofrecen nuestros algoritmos, le llegaría a proporcionar una rentabilidad de un 168% en 15 años. El Ibex 35 vemos que en los últimos 15 años ha subido un 100% es decir, habría un diferencial de un 68%. Lo comparamos también contra la media del mercado de fondos de inversión de Inverco de renta variable mixta internacional, que es la categoría que se clasificaría nuestra cartera cinco y vemos que la media del mercado hubiese obtenido un 61%. Hay una diferencia de un 107% de rentabilidad extra en esa estrategia globalmente diversificada que ofrece Finizen a sus clientes. 

G.S: Eso significa, para bajarlo más a una realidad, que cualquiera que hubiese invertido 100.000 euros en el mercado, en promedio a día de hoy tendría 161.000 euros. Con Finizens con nuestra estrategia de inversión indexada mejorada con algoritmos pues tendría 268.000 euros. Tendría aproximadamente 107.000 euros más.

Vosotros tenéis una herramienta...

F.M: Tenemos una herramienta que ofrecemos a nuestros clientes, una valoración gratuita de carteras. Llevamos cinco meses valorando carteras. 500 carteras de clientes que hemos valorado y hemos comparado con nuestros modelos, en base a nivel de riesgo que tienen cada uno de los clientes. Los datos que arrojan son muy parecidos. No llegan al 1% en muchos casos los gestores que son capaces de batir a su índice de referencia.

¿Van entrando clientes o todavía hay reticencias a entrar a pesar de ver los datos?

G.S: Cuando un cliente se le hace una valoración gratuita, y más importante, independiente, sin conflictos de interés, basada en datos y de la forma más transparente posible, y se te presentan unos datos que te demuestran que a lo largo del tiempo has dejado una cantidad de patrimonio bastante relevante por el camino y además, eso ha sido debido a la imprudencia o mala gestión de una institución o de un gestor en el que habías depositado tu confianza y que te ha ido comprando una serie de comisiones significativas. La moraleja de esto es que a día de hoy a lo mejor has perdido 100.000 euros que podrías tener de más y a día de hoy no los tienes, el impacto es muy potente. La mayoría, el 99% de los clientes que solicitan una valoración de cartera, terminan siendo clientes y traspasando prácticamente toda la cartera que tenía en su banco o institución habitual a Finizens.

Nos ha ocurrido a nosotros,  que de esas 500 carteras que hemos valorado, un 1% estaban optimizadas. Nuestro afán de independencia y trasparencia le hemos dicho al cliente que su cartera por suerte o por mérito quién te asesoró está bien construida. Le informamos de que no necesita más optimización y no traspasarla a Finizens porque está bien como está. Somos rigurosos y honestos en esa comunicación con el cliente. Si tu cartera es buena y está optimizada, ¿para qué tienes que traerla con nosotros?

Sabéis que Warrent Buffet dice que cuando se muera lo invertiría todo quitando un poco de liquidez, que cuando él se muera invertirá todo en todo al S&P 500 con un fondo de Vanguard...

F.M: Con el fondo del S&P 500 de Vanguard. Era amigo personal de Jack Bogle, fundador del grupo inversor Vanguard. Reconoce que indexándote vas a conseguir un rendimiento mayor a cualquier otro gestor, analista, técnico o fundamental. Ese es el dato que le  da en su testamento a su esposa.

G.S: Nueve de los diez mayores fondos de EEUU, de los más vendidos, son indexados. Son los fondos que utilizamos en Finizens para construir las carteras para nuestros clientes. En España, hay cinco fondos que atesoran casi todo el patrimonio de los fondos de inversión, que no son indexados y que como demostramos en un análisis que publicamos hace unas semanas, ni siquiera baten a la inflación. Lo único que hacen es cobrar comisiones.