La energía solar se dispara en los dos países más poblados del mundo

La Administración Nacional de la Energía (NEA) de China ha puesto en marcha un programa para promover la energía solar a través de la instalación de placas en los tejados en condados piloto. Según la notificación emitida por la administración, los condados con suficiente superficie de tejados adecuados deberán solicitar su participación piloto. Los que reunían los requisitos eran aquellos en los que la proporción de superficie de tejado apta para albergar paneles solares en la azotea era de al menos el 50% para las organizaciones gubernamentales, el 40% para los edificios públicos como escuelas y hospitales, el 30% para los locales industriales y comerciales y el 20% para las viviendas rurales.

Antes del anuncio de este proyecto piloto, el Gobierno publicó un documento para promover el uso de la energía verde en los condados con el fin de reducir la proporción de combustibles fósiles en el mix energético, aumentando la proporción de superficie de tejados instalada con sistemas fotovoltaicos (FV) y favoreciendo la aplicación de la fotovoltaica integrada en edificios (BIPV). A diferencia de la BAPV (Building Applied Photovoltaics), que consiste en añadir paneles solares a edificios preexistentes, la BIPV es cada vez más popular en China y en todo el mundo, ya que integra elementos fotovoltaicos en la fase de construcción de los nuevos edificios. La BIPV integra módulos fotovoltaicos en el edificio, como en el tejado o la fachada. Sirve para el doble propósito de ser utilizado como material de revestimiento del edificio y como generador de energía. Los sistemas BIPV pueden suponer un ahorro en los costes de materiales y electricidad, reducir el uso de combustibles fósiles y la emisión de gases que agotan la capa de ozono, al tiempo que contribuyen a la estética arquitectónica del edificio.

Según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística y la Academia China de Investigación de la Construcción, la superficie edificada actual de China es de unos 80.000 millones de metros cuadrados. Cada año se añaden otros 100 millones de metros cuadrados de superficie de tejados con iluminación natural. Una vez aplicada a gran escala, la BIPV puede tener una acogida generalizada en China. La NEA cree que la BIPV tiene un mayor potencial de aplicación que la BAPV. Mientras que el modelo BAPV requiere cierta renovación del tejado, el BIPV forma parte del edificio, lo que reduce el coste. La propiedad de los equipos y de la electricidad producida también está clara, ya que es propiedad del dueño del edificio, lo que reduce la complejidad del modelo de negocio y el número de partes implicadas. Según los cálculos de Tianfeng Securities, el mercado BIPV puede crecer más del 80% en base anual compuesta entre 2020 y 2025, ya que el sector se encuentra en una fase de rápida expansión. Con el esfuerzo combinado de los organismos públicos, no se puede subestimar el énfasis en la adopción generalizada de la BIPV en busca de la neutralidad del carbono para 2060, como prometió Xi Jinping.

Estrategias de Inversión

La economía dirigida de China, combinada con las instrucciones dadas por la cúpula del Estado, hace que este objetivo sea alcanzable suponiendo que se lleven a cabo acciones como la descrita aquí, y tenemos razones para creer que así será.

Por otra parte, en la India se observó una evolución similar de los paneles solares en los tejados. Una de las mayores empresas cotizadas de la India, Reliance Industries Limited (RIL), anunció sus planes de invertir 10.000 millones de dólares en el desarrollo de la energía solar en los próximos tres años. Tiene previsto destinar 8.000 millones de dólares a la construcción de cuatro "gigafábricas" que producirían células solares, módulos, hidrógeno, pilas de combustible y una red de baterías para almacenar electricidad en 5.000 acres de terreno en Jamnagar, Gujarat, donde se encuentra el complejo de refinado de RIL. Otros 2.000 millones de dólares se destinarían a desarrollar una cadena de valor, asociaciones y tecnologías futuristas asociadas al desarrollo de la energía verde.

Como parte del plan de la empresa, la fábrica de módulos solares fotovoltaicos integrados posibilitaría la generación de al menos 100GW de energía solar para 2030. Se espera que la mayor parte de esta energía proceda de instalaciones solares en tejados y descentralizadas en pueblos. Reliance es conocida por ejecutar proyectos de gran tamaño en un tiempo récord. Se convirtió en el primer operador de telecomunicaciones de la India en cuestión de dos años, tras lanzar RJio, tras establecerse como el mayor grupo petrolero del mundo a mediados de la década de 2000. La apuesta de Reliance por las energías limpias puede resultar beneficiosa para que la India cumpla sus objetivos de sostenibilidad, pero el camino hacia el éxito será más incierto dada la escasa implicación del Gobierno del país. 

Fuente: CICC y www.news.qq.com