La previsible continuidad de estímulos hoy – por ayer - de la retirada de estímulos monetarios en EEUU puede seguir presionando al euro, además de dificultar el asalto a máximos de la renta variable.
Por otra parte, las palabras de Yellen de la semana pasada (sin preocupación en el medio plazo por la inflación) se unían esta semana las de Draghi, que incrementaron nuevamente la expectativa de que en Europa pueda abordarse en el medio plazo un programa de compra de activos similar al QE estadounidense. A priori este escenario depreciaría al Euro, pero de momento, y tal y como llevamos diciendo los últimos meses, las ineficiencias que descuenta el precio mantienen los soportes claves de un euro que sigue siendo alcista. El cruce EURUSD –al igual que el “cable” - presenta un escenario técnico que debe llevarlo a conquistar nuevos máximos por encima de la cotización actual. En sentido la coyuntura macro y técnica sigue favoreciendo a la moneda única con respecto al billete verde:

(1) Las primas periféricas relajadas y las empresas europeas cotizando con mayores descuentos que las americanas favorecen la entrada de flujo de capitales. En este sentido, seguimos esperando que durante 2S2014 las bolsas europeas acentúen su recuperación.

(2) Desde el punto de vista acreedor / deudor con el resto del mundo el superávit por cuenta corriente de la Eurozona contrasta con el de EEUU lo que implica mayor demanda de euros y mayor oferta de dólares. Cabe recordar que la UE alcanzo un superávit record en la balanza por cuenta corriente nominal el ultimo semestre de del año pasado con un promedio histórico por encima de los 19.000 M de EUR al mes.

(3) Solamente en 2014 la Fed ha elevado su hoja de balance en un 3% mientras que el BCE lo ha reducido un 4,6%, el exceso de dólares sigue empujando el tipo de cambio de equilibrio al alza.

(4) La baja volatilidad del cruce EURUSD, en mínimos históricos y manteniéndose muy por debajo de los 100 puntos de rango de volatilidad diaria en todos los promedios de medio y largo plazo. Recordamos como hemos comentando en multitud de ocasiones que la baja volatilidad favorece a la moneda única en el sentido que no se deshacen posiciones buscando el refugio del billete verde.

Resumiendo, la entrada de flujo de capitales y el superávit de la balanza por cuenta corrientesigue del lado de la moneda única apoyada en la competitividad de sus exportaciones, mayor exposición a su deuda periférica y renta variable con mayor potencial de revalorización que la americana tanto en productividad marginal como en beneficio.

La semana esta cargada de referencias económicas importantes que podrían continuar dando apoyo al buen fondo del mercado, por el momento lo datos de inflación y creación de empleo en Alemania decepcionan provocando el retroceso del Euro a la zona de 1,38. Desde el punto de vista técnico, observamos como el precio se mantiene arriba de la zona de 1,38 una vez el “wedge” que se solapa con MA89 ha sido roto al alza. Nos fijamos también como el MACD se ha desacelerado pero carente de divergencias sigue mostrando un escenario alcista.

eurusd