El cierre prácticamente plano del mercado estadounidense de renta variable puede ser un espejismo si nos fijamos en los cierres asiáticos: reversión de posiciones de carry-trade ante la práctica imposibilidad de mantener el actual diferencial de tipos entre EE.UU. y Japón, y la consecuente volatilidad en el mercado de divisas, que puede ser el factor que faltaba al mercado para que la calma tarde algo más de tiempo en asentarse.
SESIÓN ANTERIOR Fuertes recortes en la renta variable europea influenciados por el cierre bajista en Wall Street la jornada precedente que continuaron después de la apertura de los mercados norteamericanos y que llevaron a algunos índices europeos a cerrar en los niveles mas bajos del año. En el Ibex 35, ningún valor logró cerrar en positivo y las abultadas caídas fueron la tónica dominante destacando las de GAM (-8,2%), NHH (-7,3%), FER (-6,9%), ACX (-6,6%) y BKT (-5,9%). Los dos valores que mejor se comportaron fueron ELE (-0,5%) y ALT (-0,6%), ambos envueltos en procesos de OPA. En el Euro Stoxx 50, en el que tampoco ningún valor cerró con ganancias, ABN (-6,0%) lideró los recortes cerrando un 16% por debajo del precio de la oferta del consorcio liderado por RboS. Air Liquide (-5,2%), Lafarge (-5,1%) y Daimler (-4,6%) también sufrieron importantes recortes. Al contrario que en otras jornadas desde que comenzaron los problemas en el mercado hipotecario norteamericano, el sector seguros fue el que mejor soportó las caídas generalizadas, Allianz (-0,8%) y Munich Re (-0,9%) fueron junto con RWE (-0,7%), los tres valores que mejor comportamiento tuvieron dentro del índice. Estamos en una época del año en la que, normalmente, no suele ser de toma de decisiones y posiciones a gran nivel. Si a ello le unimos la situación crediticia, con una absoluta falta de liquidez en contado, nos encontramos con la práctica imposibilidad de valorar los riesgos, lo que implica volúmenes mínimos de negociación en mercados en los que sea necesaria una contrapartida. Los datos estadounidenses tampoco ayudaron: el sector inmobiliario y el mercado laboral mostraron otra vez su peor cara. Las rentabilidades tocaron mínimos de los últimos meses, con la pendiente igualmente en máximos, en medio de una gran volatilidad. Moody's recorta la calificación a CFC (Baa3, P-3; *-) y S&P le revisa a la baja la perspectiva (A, A-1; *-). A Nestle (AA, A-1+; Est) le empeora la calificación, tras anunciar la mayor recompra de acciones hasta la fecha. En el sector seguros, buenas noticias: S&P mejora a NYL a la máxima calificación y Moody's afirma a Monumental Global. PREVISIONES PARA EL DIA En la jornada de hoy sólo está prevista la publicación de dos datos macroeconómicos de relevancia: en Europa los precios de producción alemanes de julio, y en EE.UU. la confianza del consumidor por la Universidad de Michigan de agosto, algo más importante que el anterior de cara al mercado. Sin embargo, en las circunstancias actuales y como pudimos comprobar ayer con los datos de viviendas, los registros macroeconómicos tienen escasa relevancia de cara a los movimientos de mercado. Para hoy sólo están programadas la comparecencias de Poole de la Fed. El cierre prácticamente plano del mercado estadounidense de renta variable puede ser un espejismo si nos fijamos en los cierres asiáticos: reversión de posiciones de carry-trade ante la práctica imposibilidad de mantener el actual diferencial de tipos entre EE.UU. y Japón, y la consecuente volatilidad en el mercado de divisas, que puede ser el factor que faltaba al mercado para que la calma tarde algo más de tiempo en asentarse. El origen de todo el problema (la imposibilidad del mercado hipotecario estadounidense de afrontar sus compromisos) no ha cedido un ápice, por lo que mejoras aparentes de la situación y espectaculares remontadas del crédito deben tomarse con toda la cautela posible (probablemente, sean aprovechadas para deshacer posiciones). ANÁLISIS TÉCNICO IBEX 35 - Resistencia: 15.500 - Soporte: 14.550 BUND (sep 07) - Resistencia: 113,03 / 113,43 / 113,60 - Soporte: 112,32 / 112,03 / 111,75