SESIÓN ANTERIOR Fuerte pesimismo en las bolsas europeas que arrojaron importantes caídas en la sesión. De un lado la publicación de datos macroeconómicos en la Eurozona (encuesta IFO) y EE.UU (Ventas de viviendas nuevas) por debajo de lo esperado y por otro, los temores a una posible crisis en el mercado crediticio han incrementado la prima de riesgo en la renta variable. En el Ibex 35, el único valor que logró cerrar en positivo fue ACX (+1,6%), recuperándose de las últimas caídas. Las fuertes correcciones estuvieron lideradas por SGC (-4,7%), IBLA (-4,7%), A3TV que publicó unos resultados semestrales negativos , CIN (-4,5%) que sin embargo publicó resultados en línea con lo esperado y ANA (-4,4%). En el Euro Stoxx 50, solamente RWE (+0,1%) cerró con ganancias. Las pérdidas volvieron a esta lideradas por Siemens (-5,6%) a la que le siguen penalizando la publicación de unos resultados semestrales por debajo de lo esperado, AXA (-4,9%) y Renault (-4,8%) y Philips (-3,6%). Las malas noticias no paran de conocerse, lo que se traslada a los diferenciales de crédito, si bien el volumen negociado en bonos es realmente escaso, sobre todo por la divergencia existente entre las cotizaciones de las referencias al contado y sus equivalentes en derivados (por lo que el mercado en el que realmente se opera es en éste). En la sesión de ayer conocimos la sustitución de la cúpula de WestLB, tras comprobarse las prácticas fraudulentas en valoración de operaciones y, por lo tanto, el fallo de los mecanismos de control. Moody´s le coloca en perspectiva negativa. No fueron los únicos rumores procedentes de Alemania: IKB aumentó sus diferenciales mucho más allá de toda lógica por sus calificaciones. Moody´s coloca a Ahold en investment grade (Baa3; Est), baja la de Home Depot (Baa1, P-2; *-), tras anunciar de pedir prestado para recomprar sus acciones y mejora la perspectiva de SEB (Aa2, P-1; os). PREVISIONES PARA EL DIA El día tendrá como principal referencia la primera estimación del PIB estadounidense del segundo trimestre del año, donde se espera observar una notable aceleración del crecimiento ante el efecto base creado por el primer registro y la mayor aportación del sector manufacturero. También habrá que prestar atención al componente de precios del dato ante la preocupación que la Fed muestra sobre lo temas inflacionistas. En Europa lo más destacado será la publicación del IPC alemán de julio que se conocerá a lo largo del día. También a lo largo del día se irán conociendo los registros de inflación de los estados alemanes que faltan por publicarse. Si los datos de economía estadounidense (PIB, precios, confianza) que conoceremos no tuvieran la suficiente importancia, la situación que atraviesa el crédito supone un factor difícilmente manejable. En general, al esperar unos datos algo más moderados que el consenso, deberíamos estar ligeramente largos, si bien los movimientos en los índices de crédito tendrán más influencia que aquellos.