A pesar de ello “el gráfico indica un cambio de tendencia que en caso de romper los 10.200 puntos alza podría llevarnos hasta los 11.000 puntos como siguiente gran resistencia” en periodo de medio plazo.

En cuanto al Dax, la tendencia sigue siendo alcista y “nada hace pensar que pueda haber un cambio en la misma”, asegura el experto. A pesar de ello los niveles a vigilar serían en primer lugar los 6.800 puntos, para llegar a los 6.400 puntos en el caso más pesimista. La ozna de resistencia la sitúa el experto en los 7.100 puntos.

El caso del Eurostoxx es también alcista, asegura el experto, “aunque menos acentuado”, con la zona de resistencia en los 2.900 puntos y la zona de soporte en los 2.800 a corto plazo que se ampliarían hasta los 2.630 en el peor de los casos.

Existe en este índice una consolidación bajista, por lo que el experto recomienda “liquidez en el medio plazo.”