A punto de iniciar el mes de junio, con todos los puntos de incertidumbre que traerá, es momento de mirar hacia el segundo semestre y las oportunidades que traerá. Juan Martín Valiente, socio de MCH Investment Strategies habla de las previsiones de su casa para los próximos meses. 

¿Cuál es la visión que tiene en el mercado para el segundo semestre? Riesgos y oportunidades
Oportunidades siempre hay, el tema es encontrarlas e intentar no jugar mucho el timing. Intentar mantener un horizonte temporal de medio-largo plazo. Hay dos riesgos principales, una posible deflación de la moneda china. A pesar de que los datos chinos no lo muestran, sí es cierto que corremos riesgo de que China decida devaluar el Remimbi para hacer fuertes sus exportaciones. Esto se daría siempre y cuando su dinamismo interno no fuese en la línea en que están esperando. Eso daría ciertos signos de inestabilidad y volveríamos a los miedos que hemos pasado en la primera parte del año.

Por otro lado, estamos en un momento clave en que se tiene que demostrar si las políticas monetarias han funcionado o no. Si de aquí a fin de año no repunta la inflación será una muestra de que las políticas monetarias no han funcionado y tendríamos que mirar cuáles son las alternativas de los bancos centrales: si tiran a por una monetización de la deuda o no.

¿Consideran que el Brexit puede ser un riesgo?
Es más una oportunidad que un riesgo para nosotros. Nos agarramos bastante al hecho de que el número de indeciso es bastante elevado pues cuando tienes intención de cambiar el modelo existente, es una decisión que está muy afianzada. El porcentaje del Si hacia la salida no lo vemos mermar pero en cuanto a los indecisos, si tienes incertidumbre siempre tenderás a ser cauto y proteccionista. Por lo que nuestra recomendación es mantener la exposición que tienes en Reino Unido y si estás infraponderado, se puede entrar porque puede haber oportunidades de inversión.

En el caso de que efectivamente queden dentro de la Unión Europea, ¿cuáles serían las consecuencias?
Más estabilidad pero es verdad que estamos en un año con mercado lateral y en el que, si no tuviéramos datos macro apuntalando, llevaríamos en negativo todo el ejercicio. Pero es cierto que la macro está ahí y nos dice que, sin ser los números muy boyantes, lo estamos consiguiendo con lo que cuantas más variables consigamos pasar nos dará paso a un 2017 bastante mejor.

Tenemos en junio reunión de la FED. ¿Qué efectos podría tener una subida en junio?
No lo descartamos pero sí le damos una probabilidad bastante baja porque la última resolución que pudimos leer de la FED dijo que si tuvieran que ceñirse al mandato del organismo – mantener la inflación en torno al 2% con un paro del 5% - tendrían que subir tipos sí o sí. Pero también es cierto que los bancos centrales son conscientes de que sus decisiones tienen efectos en los mercados por esto si no tuviéramos el Brexit sería un sí seguro, pero nos parece arriesgado siendo doce días antes, y le damos un 80% de probabilidad a subirlo en julio.

¿Les preocupa la situación en España?
Qué duda cabe que nos traerá más volatilidad aunque es cierto que visto lo visto el mercado cada vez va descontando más los escenarios. Los gestores creen que no cambiará mucho la foto a lo que vivimos ya en el pasado. Con lo que quitando estos riesgos de cola, al final la visión de medio plazo es un continuismo y oportunidades para la bolsa española, que está muy barata.

¿Dónde están las oportunidades?
En la renta variable europea. Latinoamérica nos sigue preocupando bastante porque la subida se ha basado en expectativas y no en realidades con lo que están tomando medidas – Brasil y Argentina – eficaces para que en 2-4 años la foto cambie pero de momento no.  Pero eso también vemos menos potencial a la bolsa española. Dicho esto, vemos potencial al DAX por encima del 12-15% para este año, con lo que si vemos PER, Valor en libros y potencial de las compañías vemos más.

En el caso de EEUU, ante una subida de tipos la bolsa corregirá. Es cierto que será una subida inicial muy corta peor también es que las compañías están un momento histórico de endeudamiento bajo con lo que nos les afectará demasiado.

No dejaríamos de lado a Asia, dejando de lado la China, tenemos países como Filipinas, Malasia por los que se pueden apostar.