Stéphane Rüegg, especialista de deuda empresarial de Pictet AM reconoce que, aunque las valoraciones son algo menos atractivas que las del año pasado, lo cierto es que la economía está mejornado y todavía quedan oportunidaes en deuda empresarial, especialmente en la de alta rentabilidad. 

¿Estamos en el entorno apropiado para pensar en invertir en deuda empresarial actualmente?


Estamos en el entorno apropiado para invertir en deuda empresarial por varias razones. En primer lugar, las condiciones macroeconómicas son buenas, con recuperación mejora del momento en Europa. No se trata de un crecimiento fuerte, sino moderado, justo lo que se precisa para un buen comportamiento de la deuda empresarial.

Además el momento de crecimiento ya no es solamente Alemania, sido obviamente España, además de Francia, en ligera mejora, mientras Italia se está estabilizando. De manera que actualmente el crecimiento económico está más ampliamente distribuido.

Adicionalmente hay una fuerte demanda, especialmente de deuda de alta rentabilidad, procedente de todo tipo de inversores, tanto al por menor como de compañías de seguros y fondos de pensiones, además de inversores extranjeros no europeos, que están volviendo a Europa para comprar deuda de alta rentabilidad.

Hemos tenido problemas en países periféricos como España e Italia. Actualmente el volumen de deuda viva de alta rentabilidad es mayor en 2013 que 2012. ¿Es esta una de las razones?

Efectivamente ha habido más emisiones en 2013, en concreto en el mercado de deuda de alta rentabilidad en Europa se han emitido 70.000 millones de EUR en 2013 y aproximadamente la cuarta parte han sido emisores que acuden por primera vez al mercado de deuda. Hay que tener en cuenta que los bancos se siguen des-apalancando y que no están renovando sus préstamos, pues tienen que fortalecer sus balances. De manera que algunas compañías, que tradicionalmente sólo tenían préstamos bancarios, en general establecidas desde hace tiempo, se han decidido salir al mercado de deuda. Así, en 2013 ha habido 50 nuevos emisores. Básicamente se trata de compañías que refinancian su deuda. En 2012 ya hubo 35 nuevos emisores y en lo que llevamos de año hasta Marzo ya hay diez nuevos emisores.

¿Puede indicar algunos nombres?

En general se trata de compañías de mediana capitalización, en algunos casos compañía familiares y en otros compañías cuyas acciones ya cotizan en bolsa. El caso de España es un buen ejemplo. La empresa de parques temáticos Port Aventura ha emitido deuda recientemente este año. Por su parte la farmacéutica española Almirall ha comprado la norteamericana Aqua Pharmaceuticals y emitido deuda para financiar la adquisición. Además Antolín, empresa de repuestos para el sector del automóvil acaba de emitir. También es el caso de alguna compañía de transportes de pasajeros que emitió en 2013. Esto genera interés por la clase de activos.

¿Es tiempo de tomar más riesgo para obtener rentabilidad del 4 o 5%?

Si, por poner un ejemplo, si se invierte en esta clase de activos de deuda de alta rentabilidad es posible obtener una rentabilidad del 4,8% asumiendo que los emisores amortizan su deuda según lo previsto en el peor de los escenarios. Además las valoraciones siguen atractivas, aunque en menor grado que el año pasado, pero la economía está mejorando y el mercado lo está reconociendo. Además esta inversión sigue compensando por el riesgo asumido, teniendo en cuenta los buenos fundamentales y el hecho de que hay nuevos emisores con buenos cupones y prima, que presentan buenas oportunidades.