Alfonso de Gregorio, director de gestión de Gesconsult, afirma que las bolsas están magnificando los malos datos macroeconómicos y, por ello, los inversores acabarán dándose cuenta de que algunas empresas han quedado muy sobrevendidas y son una oportunidad de compra.

A tenor de las últimas caídas experimentada spor el mercado, han aumentado la liquidez en sus fondos de renta variable?
Todo lo contrario. Esta caída nos ha pillado con cierta liquidez en el fondo y estamos aprovechándola para comprar algunas compañías. Esta caída da la oportunidad de compra porque el fondo macro no es tan negativo como lo están recogiendo las bolsas. Se está sobredimensionando la situación económica actual y, por ello, da una oportunidad para incorporar en cartera valores que habían subido mucho y ahora marcan sobreventa.
Lo que puede marcar el panorama de los próximos meses es la actuación del BCE. Los datos macro aún no han recogido la devaluación del euro que van a provocar sus medias. Aproximadamente una caída del 10% en el euro supone un crecimiento del 0,5% del PIB de la zona euro. Esto se va a recoger en los próximos meses en bolsa.
Además, más del 50% de los ingresos de las compañías cotizadas del Ibex 35 se generan fueran de España, de la UE, por lo que la devaluación del euro se va a recoger en sus cuentas en próximos trimestres.

¿Qué acciones han incorporado en el fondo Gesconsult Renta Variable?
Estamos incorporando empresas de pequeña y mediana capitalización porque les han estado atizando mucho, quizás por la estrechez del mercado, pero sus fundamentales no han cambiado. Así pues, estamos aumentando posiciones en valores como Tubos Reunidos, Tubacex, Europac o Cie Automotive. También redujimos en estas últimas semanas nuestras posiciones en bancos y ahora las estamos aumentando

Algunas de las principales posiciones del Gesconsult Renta Variable siguen siendo en bancos, como BBVA, Caixabank o Banco Santander. ¿Qué espera de la banca española en esta última parte del año?
La posición principal en bancos la tenemos prácticamente desde comienzos de año, teniendo en cuenta la variable económica, pues desde mediados de 2013 hemos visto que la economía española ha cogido tracción. De esto se beneficiarán sobre todo los bancos, sobre todo los domésticos, como Caixabank, que aún permanece cotizando a 0,9 veces libros. En cuanto a los stress tests, los bancos han estado frenando el drenar dinero para salir bien en estas pruebas, pues no querían aumentar sus activos de riesgo para poder ‘salir guapos’ en esta foto, pero después sí irán drenando dinero.

Por ello, ¿cree que los bancos españoles pedirán más dinero en la segunda subasta de TLTRO?
Creo que en esta segunda subasta de liquidez los bancos no van a pedir mucho dinero, van a estar en línea con la primera subasta, ya que no creo que tengan grandes necesidades de pedir gran cantidad de dinero al BCE.

Entonces, ¿por qué no fluye más el crédito?
Porque es ahora cuando está empezando a subir la demanda de créditos a tenor de la mayor creación de empresas. Además, también los tests de stress han hecho que no se drene tanta liquidez al mercado para evitar mayores ampliaciones de capital.

¿Cómo van a repercutir las empresas españolas, tan dependientes de las exportaciones, la debilidad de la economía europea?
Al final se van a ver beneficiadas por la bajada del euro, que actualmente se está escapando a los inversores. La culpa de esto la tiene la inactividad del BCE durante meses. Pero sus nuevas medidas ahora irán dando resultados. Además, conforme vaya cogiendo tracción la economía europea, se beneficiarán las empresas españolas.

¿Cree que el Ibex 35 debería rebotar de aquí a final de año?
Debería rebotar pues, centrándonos en ciertas empresas, hay algunas que están recibiendo un castigo importante y, en algún momento, el inversor se dará cuenta.

Entonces, ¿también 2015 va a ser un buen año para la renta variable española?
Sí, ya que la zona euro tenderá a coger tracción y esto beneficiará a las empresas españolas dependientes de la demanda europea. Los sectores en los que deberíamos fijarnos para invertir el próximo año son el sector bancario, industrial (valores como Tubacex, Tubos Reunidos, Cie y Europac) y tecnológicas (Indra). Y, entre las compañías que se pueden ver beneficiadas por la debilidad del euro frente al dólar, están Técnicas Reunidas y Viscofan.