Los bancos centrales y la política monetaria que están poniendo en marcha han hecho que el high yield sea un producto muy atractivo para los inversores en renta fija. Así  lo afirma Peter Kahn, el gestor del Fidelity Global High Yield Focus. El gestor de este fondo afirma que prefiere renta fija corporativa a bonos soberanos. En España han comprado emisiones del Santader, del BBVAy de ONO.
El Fidelity Global High Yield Focus es un fondo que sin restricciones para el asset allocation y en estos momentos, la mayor parte de su cartera está denominada en dólares, aunque sus gestores han sobreponderado activos europeos ya que creen que ahora mismo cotizan a unos precios muy atractivos. 

El gestor del fondo, Peter Kahn apunta que en las últimas semanas el aumento de la prima de riesgo ha restado atractivo a algunas de estas emisiones, por lo que prevé sustituir gradualmente algunos de estos activos por  otros en Estados Unidos y Asia.

La mayor parte de la cartera de este fondo tiene una clasificación crediticia BB-B aunque el gestor ha decidido infraponderar los bonos con un rating CCC o menor, ya que no descarta que se acelere el número de impagos de ahora en adelante. 

Peter Kahn prefiere los bonos corporativos a la deuda soberana, ya que no descarta que el PSI griego pueda repetirse en otro país europeo. Así, considera que hay empresas del viejo continente con balances sólidos y negocios bien diversificados que merecen la pena, también en España. De hecho, tienen posiciones en algunas emisiones del Santander, del BBVA, y de otras empresas como Grifols u ONO.
 
El gestor recuerda que el high yield ha proporcionado unas rentabilidades muy altas en el primer trimestre del año. Y, de hecho, han superado lo que muchos expertos anticipaban a principio del ejercicio. En concreto, el sector ha dado unos retornos del 8-9% en Europa. A nivel global ha supuesto un crecimiento algo menor, en los entornos del 6%.