Hoy los mercados están pendientes del mensaje de la Reserva Federal después de su reunión de dos días, cuando anunciarán su decisión de subida de tipos. Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense subieron a sus niveles más altos en una década el martes, ya que los inversores aumentaron las apuestas a que la Reserva Federal subirá las tasas de interés en 75 puntos básicos cuando concluya su reunión de dos días el miércoles.

El aumento de los precios al consumo en mayo, que subieron a su ritmo más rápido en casi 40 años y medio, ha sacudido los mercados y ha generado expectativas de que el banco central estadounidense suba las tasas a un ritmo más rápido de lo previsto para frenar las crecientes presiones sobre los precios.

Los operadores de futuros de los fondos de la Reserva Federal están valorando un 87% de probabilidades de un aumento de 75 puntos básicos este miércoles, y un 13% de probabilidades de un aumento de 50 puntos básicos.

Los economistas aumentaron sus pronósticos de alzas de tasas después de que un artículo del Wall Street Journal el lunes dijera que las autoridades de la Fed considerarían un aumento de 75 puntos básicos, lo que se interpretó como una comunicación informal del banco central. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

También José Lizán, gestor de Quadriga, explica para Estrategias de Inversión que una subida de 75 puntos básicos tendría sentido, ya que los bancos centrales, tanto la Fed como el BCE, se están jugando su credibilidad como instituciones monetarias, ya que hay voces que apuntan a que están actuando demasiado tarde.

¿Cómo reaccionará el mercado?

Para Lizán, la volatilidad seguirá presente y no sería raro ver bajadas adicionales para Wall Street, situando al S&P 500 en el entorno de los 3.600 puntos. Según apunta, el mercado está haciendo un movimiento lógico, purgando excesos, ya que "se había ido de madre, sobre todo el sector tecnológico", afirma, con múltiplos históricos. 

"Yo creo que estamos empezando a entrar en una fase en la que debemos ser más constructivos que ponernos nerviosos", explica. El S&P 500 ha entrado en mercado bajista, con una caída de más del 20% desde máximos, pero el NASDAQ 100 cae todavía más, superior al 30% desde el inicio de año, "ha habido una limpieza espectacular en muchas valoraciones y en muchos activos" que habían subido con mucha fuerza tras los mínimos de la pandemia.