El dólar neozelandés cotiza relativamente cerca de sus máximos históricos frente al dólar estadounidense, en 2009, se inició una tendencia alcista que le llevó a marcar el pasado mes de julio un nuevo máximo en la zona de los 0.87 dólares, a 13 centavos de la paridad.
Durante los dos últimos años el Kiwi mantiene una tendencia lateral comprendida entre sus máximos históricos y la zona de soporte semanal situada en 0.77$. Durante este mes de octubre, se está poniendo a prueba la parte baja de la tendencia lateral donde se ha producido un rebote considerable.

Este rebote estaba previsto, en ese nivel de precios estaba situado el objetivo de beneficios de muchos inversores con posiciones bajistas en el cruce. La recogida de benéficos y el intento de los operadores más inquietos de sacar algunos pips al esperado rebote, han llevado al cruce hasta la zona de 0.80 dólares.
Si observan el gráfico el gráfico semanal, podrán comprobar cómo después de perder su media móvil de 200 sesiones y su línea de directriz alcista, sólo le falta perder los mínimos más recientes situados en la parte baja del lateral, para confirmar un cambio de tendencia de largo plazo.

kiwi


Hasta el momento y después de las fuertes bajadas de los últimos tres meses, sólo ha perdido un 30% de todo lo ganado en el impulso alcista iniciado a principios de 2009. Si finamente se confirma el cambio de tendencia, el recorrido a la baja es muy amplio.
En el siguiente gráfico, hemos trazado los retrocesos de Fibonacci desde el impulso alcista que se inició en 2009 hasta sus máximos históricos. Observen cómo coinciden con niveles de soporte semanales, esto deja bastante claro dónde están situados los objetivos de precios si se acaba confirmando el cambio de tendencia.
El primer soporte es la comentada parte baja del lateral situada en 0.7685 dólares, el segundo soporte está ligeramente por debajo de los 0.74$, primer objetivo de precios. En el nivel de retroceso Fibonacci que marca el 50% del recorrido alcista previo situado en torno a los 0.69 dólares, está situado el tercer soporte y el segundo objetivo de precios de los inversores que operan con la tendencia y perspectivas de medio- largo plazo.

kiwi