David Rey, de Financial Planners de Optima, comenta lo interesante que resulta invertir a través de los inmuebles.
 
¿Representa el inmueble un vehículo seguro para organizar nuestra jubilación?

Si lo comparamos con otro tipo de activos nos da tranquilidad y nos da solidez. Es decir, la bolsa a un jubilado si tiene muchos ahorros concentrados en los mercados pues está sujeto a unos vaivenes muy agresivos. Si vemos la renta fija tiene unas rentabilidades hoy por hoy inexistentes. Por tanto el inmueble si lo tenemos comprado a un precio adecuado y está arrendado nos está dando una mensualidad completamente compatible con la pensión de jubilación. Por eso pensamos que es una buena estrategia.  

Precisamente ustedes realizan una ponencia el jueves 10 de marzo a las 18:30 en plaza de España número 6, 2ª planta sobre la “gestión del patrimonio financiero e inmobiliario”. ¿Qué se puede esperar de esta ponencia?

Es importante entender las claves para tomar una buena estructura patrimonial de cara a esa jubilación buscando la estabilidad. Una de las claves es cómo tener un buen asesoramiento inmobiliario para aprovechar las buenas oportunidades y tenerlas identificadas porque el inmueble por supuesto como todo instrumento tiene una serie de riesgos y hay que conocerlos, entenderlos, para saber evitarlos y coger las buenas oportunidades. Esta crisis nos ha enseñado mucho a los españoles. No cualquier inmueble vale, ni es el que me va a solucionar la situación, sino que hay que hacer una distinción importante.

¿Volverá a dar alegrías el inmueble español?

El inmueble español depende de cuál ya está dando algunas alegrías que podemos detectar. Pero pienso que el inmueble español a largo plazo conseguirá darnos alegrías pero a muy largo plazo. A corto plazo pensar que comprando ahora mismo al precio normal al que pueda anunciarse un inmueble en un portal de internet no me va a dar una alegría. Pero si soy capaz de alcanzar y de poder comprar en un precio verdaderamente deprimido. Si hablamos de otro tipo de inmuebles como puede ser en España el logístico, ya hay mucha inversión extranjera que está apostando por ellos.

¿Cuáles son las claves básicas para invertir en inmuebles?

Una de las claves básicas es conocer cuáles son sus ganancias y tenerlas perfectamente detectadas para potenciarlas al máximo. El inmueble tiene tres ganancias: una de ellas es la plusvalía, que es la diferencia entre el precio de compra y la venta. ¿Cómo potenciar la plusvalía al máximo y sacar rendimiento? Esa es una clave. Otra clave es el arrendamiento. Cómo conseguir que esté siempre arrendado y no me dé problemas y poder subir siempre el precio del alquiler siempre y cuando el IPC suba. Y, por último, la otra ventaja del inmueble es la fiscal. Cómo entender este instrumento desde el punto de vista fiscal para el mayor beneficio y rendimiento.

¿Se pueden evitar los quebraderos de cabeza que puede generar el alquiler de una vivienda a un tercero?

Sí, por supuesto. Esa es una de las cosas que vamos a hablar en la ponencia. Cómo tener este instrumento de tal forma que funcione para mí como si fuera un bono que está en un banco. Un bono que no me va a llamar y que todos los meses me lo ingresan en cuenta corriente. Cuáles son las claves para conseguir ese objetivo.

¿Es bueno invertir en inmuebles usando créditos?

Lo que es bueno es saber que ese crédito tiene una serie de riesgos importantes. Tenerlos detectados y si lo tienes claro puedes hacer la apuesta, pero hay que tener claro lo que se está jugando. Eso ha sorprendido a los españoles con la crisis. Hemos visto lo que ha ocurrido. De hecho, en España tenemos el Sareb, donde se acumula toda esa cartera de crédito tóxico y de activos que se ha generado por la concesión de un crédito promotor espectacular en España. El crédito para el inmueble puede ser un arma muy potente para tu organización patrimonial, pero hay que conocer los riesgos.

¿Qué riesgos asumo cuando uso un crédito hipotecario?

Hay que entender que cuando compramos un inmueble absolutamente con crédito y ponemos poco dinero personal si el precio del inmueble cae. Eso es lo que hay que tratar de evitar.