Yuri Rabassa, CFT, broker independiente y co-fundador de Duet Forex, analiza la situación de los principales pares de divisas y del petróleo.

El EURUSD pivota sobre los 1,13 dólares. ¿Qué niveles maneja a corto plazo?
Hay bastante potencial para un posible rebote en el par en el nivel de 1,10-10,8 dólares.

El par ha estado cayendo desde abril-mayo pero, si analizamos la fortaleza del par, lo cierto es que hasta mediados de diciembre el euro no se ha mostrado débil, como se puede observar en un índice de divisas equiponderado. El dólar, desde mediados de verano, se ha mostrado fuerte, mientras que la libra ha estado lateral hasta mediados de diciembre, igual que el euro. El euro no se ha mostrado débil frente al resto de divisas hasta mediados de diciembre.

Vamos un soporte histórico marcado en 2003 en el nivel 1,10-1,08 dólares, si a esto le sumamos que desde mayo cae un 20%, que las encuestas de sentimiento muestran extremos y que el QE podría atraer capitales a Europa, podríamos decir que el par EURUSD está preparado para corregir. Por tanto, el escenario más probable es que aguante este soporte. Además, estamos inmersos en una nueva guerra de divisas en el que el QE del BCE está presionando a que otros Banco Centrales tomen más medidas expansionistas o amplíen el plazo para subir tipos.

En caso de que el EURUSD perforara el soporte de los 1,10-1,08 dólares, el par podría caer hasta la paridad, 1 dólar.

Al igual que en EEUU, en Inglaterra están pensando en subir los tipos este año, ¿cómo podría fluctuar el cable?
Si nos fijamos en la tendencia de los miembros del Banco de Inglaterra, vemos que en las últimas reuniones había dos miembros que votaban por un endurecimiento de la política monetaria. Sin embargo, en la votación del mes pasado, fue por unanimidad. Es posible que tarde en subir tipos para reaccionar a lo que hace el BCE, de hecho, es complicado que anuncie una subida de tipos este jueves.

En cuanto al par GBPUSD, vemos que ha aguantado bien el nivel de 1,50 y es más probable que esté haciendo un suelo en este nivel, que el que lo esté haciendo en el EURUSD en 1,10-1,08 dólares.

El EURCHF se mantiene en la paridad después de que el Banco Nacional de Suiza quitara el límite del 1,20… ¿niveles técnicos?
Lo que anunció el día 15 de enero el Banco Nacional de Suiza fue el primer disparo de la nueva batalla de divisas.

El nivel que el par ha recuperado, ha sido el mismo en el que cotizaba tras la intervención. Es decir, en 2011, cuando comenzó la intervención del Banco Nacional de Suiza, intervino el par de 1,05 a 1,10 y después del 1,10 a 1,20. esta vez ha retirado eso de golpe y el EURCHF ha recuperado el nivel anterior al que tuvo antes de esta intervención. Es decir, el par podría haber estado lateral y es previsible que se siga moviendo de forma lateral en este rango.

Ahora bien, hay que tener mucho cuidado con este par porque la ‘aparente torpeza’ del Banco Nacional de Suiza podría esconder algo y se provocó por razones justificadas. De hecho, ahora mismo se rumorea en medios suizos que el BNS estaría dispuesto a gastar unos 6.000 millones de francos suizos en comprar euros para mantener la fluctuación del EURCHF en 1,05-1,10 francos. Por ello, podría haber volatilidad en este par y hay que ser prudentes si se opera en el franco, sea contra la divisa que sea.

El Brent y el West Texas no lograr superar los 50 dólares por barril. ¿Qué perspectivas maneja para el precio del petróleo?, ¿cuándo podríamos asistir a una subida y estabilización de los precios en un rango más alto?
La caída de los precios del crudo se debe a una menor demanda y una mayor oferta. De momento, Arabia Saudí ha dicho que se mantiene cómoda con estos niveles de precios del petróleo.

El petróleo se está acercando a soportes muy importantes generados a finales de la crisis financiera en 2009 y que, en el caso del Brent son los 44 dólares y en el caso del West Texas los 40 dólares. Si perforan estos niveles, caerán hasta los 30 dólares por barril.

Podríamos estar entrando en un ciclo de energía barata durante un largo periodo de tiempo, lo que sería bienvenido por los países occidentales importadores de petróleo –Europa, EEUU-.

¿Cómo puede evolucionar la inflación europea teniendo en cuenta la caída de los precios de la energía? Pues la tasa de inflación interanual de la zona euro se ha situado en enero en el -0,6% desde el -0,2% de diciembre, lo que supone igualar la mayor caída de precios en la región de toda la serie histórica, que se había registrado en julio de 2009
La deflación es el principal miedo de las autoridades monetarias. Pero hay que fijarse en la deflación subyacente, que extrae los precios de la energía y, en ese caso, en Europa cerró ligeramente en positivo en 2014 -+0,6%-. Hay analistas que consideran que estos niveles de deflación tan bajos son buenos para la recuperación ya que provocan que se recuperen las rentas de los consumidores. Pero lo cierto es que si el BCE ha anunciado un QE es porque realmente hay un problema de baja inflación.

Lo más probable es que en 2015 la inflación se sitúe muy abajo, entorno a -0,6% y -0,3% durante todo el año, a falta de ver los efectos del QE. Mientras, la inflación subyacente también se mantendría baja y no superaría el 1% hasta 2016.