Según Martí el euro-dólar está claramente alcista desde junio de 2010 dejando un máximo la semana pasada en los 1,2975 dólares lo que nos conduce al siguiente nivel que debieran ser los 1,3129. La moneda única, según el experto debiera encontrar el primer apoyo en los 1,2880, mientras que una ruptura de este nivel nos dejaría en los 1,2530.
 
En relación a este par de divisas , Ashraf Laidi, director de Estrategia de Divisas en CMC Markets ha subrayado algunas ideas: en primer lugar el diferencial del rendimiento ha provocado un viraje contra la moneda única en el CME y ha puesto el foco en os datos que puedan venir de USA. En segundo lugar se espera que el discurso de Bernanke del miércoles proponga un escenario a la baja de las previsiones de crecimiento e inflación de EEUU. Por último se advierte de la evolución del spread americano, que pierde fuerza en relación a sus competidores