¿Cuáles son las claves macro de las principales economías mundiales?
La climatología en el continente americano parece haber sido la causante de parte de la mala evolución de los datos macro en EEUU. Este hecho nos deja una aceleración del crecimiento para el siguiente trimestre.
Prueba de esto lo podemos ver en el ritmo de creación de empleo, permisos de construcción y la recuperación del índice manufacturero, entre otros indicadores.

La periferia europea muestra una buena salud y los datos en China parecen estabilizarse, en todo caso en Europa se intensifica la recuperación.

Fundamentos positivos: recuperación ciclo económico, revisión al alza de los beneficios empresariales, BCE dispuesto al QE... lo que presiona al euro-dólar a caer a niveles de 1,395.

Por la parte de Japón, sigue el riesgo para su economía ante la subida del IVA que pesará fuertemente para el consumidor Nipón en caso de conseguirse incrementos en los salarios.

¿Qué espera que suceda en las bolsas en el corto plazo?
En relación a los beneficios empresariales, aunque los BPAs de las compañías se hayan revisado a la baja indicadores adelantados como los PMIs apuntan a que ya estamos cerca de un suelo de revisión. Además, no hay que olvidar que la renta variable se ha visto muy presionada por el conflicto ucraniano y dudas sobre el crecimiento en grandes regiones como EEUU y China

Las Bolsas son, en el momento actual, la mejor oportunidad en términos relativos, si lo comparamos con la renta fija.

¿Qué objetivos maneja para el euro-dólar este año?
En relación a Eurodólar hay factores como el posible QE en Europa y los diferenciales de los tipos, entre Europa y EEUU, que deberían empujar al euro a una depreciación frente al dólar.
Por ello, vemos al par empujado a niveles inferiores a 1,35 dólares. Además, para la recuperación europea no tiene sentido que el par esté por encima de 1,40 teniendo en cuenta el peso de las exportaciones.

¿Qué fondos de inversión nos recomendaría?
Morgan Stanley Diverfied Alpha Plus:
El fondo busca una rentabilidad positiva con una baja correlación a mercados, y con capacidad para preservar el capital en momentos complicados como Enero 2014.

Para ello el fondo puede tomar posiciones largas y cortas en activos como: bolsa, renta fija, materias primas y divisas. El fondo tiene una beta entorno al 0,5, esto quiere decir que replica en torno al 50% de lo que hacen las bolsas, a modo de entender el riesgo del fondo.

BlueBay Investment Grade Absolute Return Bond:
Creemos que un enfoque retorno absoluto y libertad en renta fija para tomar posiciones direccionales tanto en crédito como en duración, es la estrategia adecuada en un contexto tan complicado para la renta fija.

No olvidemos que estamos en un momento, con tipos de interés bajos donde el carry o cobro de cupón es bajo en la mayoría de los bonos y poco hay que ganar en por diferenciales de crédito. En la parte de las emisiones a largo plazo probablemente muchos inversores vean rentabilidades negativas no muy tarde.